Grupo Radio Centro

Complete News World

‘Parte de nuestro patrimonio’: la bailaora flamenca aplaude nueva protección legal a la artesanía

‘Parte de nuestro patrimonio’: la bailaora flamenca aplaude nueva protección legal a la artesanía

España ha aprobado su primera «ley del flamenco» para preservar su música icónica que se ha visto muy afectada durante la pandemia.

Caracterizado por el baile, el canto y el toque de guitarra apasionados, esta forma de arte ha ganado popularidad en todo el mundo.

Ana Morales, bailaora que también representa a la Asociación Flamenca, dijo que cualquier cosa que ofreciera protección legal a esta parte del patrimonio cultural de la nación era bienvenida.

“Todos hemos sufrido durante la pandemia, por eso hay que aplaudir cualquier cosa que ofrezca protección institucional para ayudar a quienes trabajan en el flamenco. Es parte de nuestro patrimonio, por lo que la idea es protegerlo para el futuro”, dijo a Euronews.

Durante la pandemia de COVID-19, decenas de bares flamencos históricos -conocidos como tablaos – se vieron obligados a cerrar, dejando a los artistas y otros trabajadores sin trabajo.

El gobierno regional de Andalucía, en el sur de España, considerado el corazón del flamenco, aprobó el miércoles por la noche una ley para «proteger y salvaguardar» este arte.

Con la nueva legislación, el flamenco se enseñará en las escuelas de la región más grande de España y los artistas disfrutarán de una mayor protección legal, al igual que el resto de trabajadores.

La aprobación de la ley fue recibida con el tradicional aplauso, propio del flamenco, de los bailaores estrella Farruquito y Cristina Hoyos, y el guitarrista Tomatito, entre otros, en la Cámara de Gobierno de Sevilla.

Arturo Bernal, portavoz regional de cultura de Andalucía, dijo que la región «seguirá siendo cuna del flamenco» gracias a esta legislación.

READ  España rechaza mayor brecha de dosis, plan fronterizo de Islandia: boletín COVID

“El universo del flamenco lo forman peñas, asociaciones, empresarios y artistas y por vosotros y gracias a vosotros hemos elaborado esta ley para que sea vuestro marco para que el flamenco siga siendo el referente indiscutible de la cultura andaluza”, ha señalado. dicho. ha dicho.

La ley “pretende dotar al flamenco de un marco legal que garantice su protección, conservación y promoción de su saber para su aprovechamiento como bien social”.

Los legisladores también quieren que el flamenco forme parte del patrimonio cultural inmaterial de Andalucía para que se pueda enseñar a las generaciones futuras en las escuelas.

La ley andaluza fue respaldada por 59 legisladores del gobernante Partido Popular conservador, mientras que otros partidos, incluidos los socialistas, el ultraderechista Vox y los grupos regionales Por Andalucía y Adelante Andalucía se abstuvieron.

Rafael Recio, diputado socialista, criticó la nueva ley, diciendo que «no habla claro y no da certezas».

“Celebramos la aprobación de esta ley pero podría haber ido más allá”, dijo.

Hasta la pandemia, el espectáculo del flamenco, que se desarrolló a lo largo de los siglos y fue popularizado por los gitanos de Andalucía, se escenificaba en más de 100 tablaos en toda España.

Tras el estallido de la pandemia, el primero en cerrar fue Casas Patas en Madrid, que durante más de 40 años acogió a estrellas de la talla de Diego el Cigala, Sara Baras o Tomatito.

A medida que el mundo se enderezaba, algunos tablaos reabrió pero para otros el impacto económico fue demasiado grande y cerraron para siempre. La Unesco catalogó el flamenco como Patrimonio de la Humanidad en 2010.

READ  El Ministerio de Trabajo y Economía Social de España golpeado por un ciberataque

Sin embargo, fue solo después del comienzo de la pandemia que España declaró el arte como parte del patrimonio nacional, lo que significaba que era elegible para subvenciones gubernamentales especiales.