Grupo Radio Centro

Complete News World

La venta de viviendas sobrevive en la pandemia

En medio de la crisis de salud por la pandemia, algunos bancos redujeron las tasas de interés hipotecarias, aumentaron la oferta de propiedades, se intensificó el uso de tecnología para realizar recorridos virtuales de viviendas y se utilizó el uso de fotografías para promocionar propiedades.

Fruto de estas prácticas, la venta de viviendas no fue detenida por completo por Covid-19, aunque los precios subieron un 6,4% y las transacciones hipotecarias cayeron un 20% en el primer semestre del año respecto al mismo período de 2019, según datos de la Sociedad Hipotecaria Federal.

Hubo al menos tres instituciones financieras que bajaron sus tasas hipotecarias por debajo del 8% y las que ya tenían un préstamo recibieron prórrogas, dijo Fernando Rico, secretario de la junta directiva de la Asociación Nacional de Unidades de Valoración AC (ANUVAC).

Fue “sorprendente” que en junio la compraventa de viviendas, tanto nuevas como usadas, se recuperara en todo el país respecto a la caída registrada en abril, aunque hay que considerar que cada estado se comporta de manera diferente; el mayor dinamismo se produjo en el norte.

Pese a la compleja situación económica, el número de préstamos individuales para vivienda nueva aumentó un 5,2% de enero a mayo respecto al mismo período de 2019, según la Cámara Nacional de la Industria de Fomento y Promoción de la Vivienda (Canadevi).

Hubo comercialización, a pesar de que en el primer semestre del año la producción de vivienda nueva registró una contracción anual del 12,9% y que el inicio de obra nueva disminuyó un 20%, destacó Rico.

Además, durante la pandemia se agilizó tanto el proceso de búsqueda y compra de vivienda que ahora es posible realizar una transacción 100% digital y no presencial, señaló el analista inmobiliario del portal inmobiliario Propiedades.com, Leonardo González .

READ  ¿Está muerto el ambicioso plan Visión 2030 de Arabia Saudita?

En medio de la crisis de salud, los procesos de automatización de ventas permitieron un cierre más rápido de transacciones para desarrollos inmobiliarios de preventa debido a ajustes de precios durante la negociación, que terminaron beneficiando a los clientes. Además, los listados de casas que se ofrecen en venta o alquiler aumentaron un 30%.

González explicó que el Covid-19 aceleró los cambios, porque antes la gente hacía recorridos por las calles de los barrios en los que les interesaba vivir y, según los carteles o anuncios, visitaban las propiedades que les gustaban.

Sin embargo, “hoy es muy diferente, porque esta industria evoluciona junto con el uso de Internet y la flexibilidad de mejores dispositivos y teléfonos celulares”, agregó.

Para la población vulnerable al coronavirus, visualizar casas a través de internet “es un proceso tan común como complicado. Buscar un nuevo hogar es casi un deporte nacional, no solo en México, en todos los países. Esto tiene beneficios, pero también problemas ”, comentó González.

Uno de los puntos más frustrantes para los compradores es que en ocasiones las fotografías que se publican no se corresponden con las preferencias e intereses de los usuarios que buscan vivienda, a pesar de que los datos duros de la oferta son razonables.

Por eso, debemos ser conscientes de que “la información gráfica es uno de los principales desafíos de las plataformas inmobiliarias”, agregó.

Si al interesado le gusta la vivienda y cumple con sus expectativas, entonces se encadena la siguiente fase para realizar trámites, certificaciones, tasaciones y concretar el proceso de venta, explicó González.