Grupo Radio Centro

Complete News World

Papeles Bárcenas: Tribunal Supremo confirma que el Partido Popular de la oposición pagó renovaciones con fondos no declarados | España

El conservador Partido Popular (PP) de España ha recibido un nuevo golpe legal en relación con los denominados Papeles Bárcenas, un sistema de contabilidad paralelo gestionado durante años por el exfuncionario del partido Luis Bárcenas y sobre el que EL PAÍS informó por primera vez en 2013.

El Tribunal Superior de España, la Audiencia Nacional, determinó el jueves que el principal partido de la oposición había utilizado más de un millón de euros de fondos no declarados para pagar importantes renovaciones en la sede del PP en la calle Génova en Madrid a finales de la década de 2000.

En su decisión, el juzgado condenó a Bárcenas a dos años de prisión por abonar 1.072.000 € fuera de los circuitos contables oficiales a un estudio de arquitectura denominado Unifica, cuyos propietarios también fueron condenados a penas de prisión y devolución de impuestos a la Agencia Tributaria española.

Los jueces también determinaron que el propio PP debía pagar de forma subsidiaria 123.669 euros en concepto de impuesto de sociedades que Unifica habría tenido que pagar en 2007. en el momento de estos hechos ”, se lee en la decisión.

Aunque las sanciones son mucho más bajas que las vistas en otros juicios de corrupción de alto perfil, este caso es significativo porque es la tercera decisión que da credibilidad a los Papeles Bárcenas como prueba documental de que el PP ha manejado cuentas en la sombra con fondos de donación no declarados. “El dinero, siempre en efectivo y fuera del control del departamento de contabilidad, se guardaba en una caja fuerte dentro de la oficina de Bárcenas”, se lee en un pasaje de la decisión de 454 páginas.

READ  Fujifilm afirma que su medicamento COVID-19 muestra eficacia después de los ensayos clínicos de fase 3

Se hicieron reclamos similares en el fallo del Tribunal Superior de 2018 sobre un caso de corrupción importante conocido como Gürtel, y un fallo relacionado del Tribunal Supremo de 2020.

La sede del PP (arriba) se encuentra en el número 13 de la calle Genova de Madrid. El partido dijo que abandonaría el edificio este año.Gustavo Valiente – Europa Press (Europa Press)

Sin embargo, el Tribunal Superior dijo el jueves de los Papeles Bárcenas que «no es posible validar todo su contenido» sin más pruebas. En cambio, los jueces solo dan credibilidad «a las anotaciones que corresponden a hechos y eventos reales y acreditados». Estos hechos acreditados incluyen pagos en efectivo a cinco miembros del PP que lo admitieron a juicio.

Bárcenas, quien trabajó en el departamento de contabilidad del PP en diferentes cargos entre 1990 y 2009, ya está cumpliendo condena por el caso Gürtel, un programa masivo de sobornos para contratos que afectan a decenas de funcionarios del PP locales y regionales que adjudicaron contratos no competitivos a un red empresarial liderada por un emprendedor bien conectado llamado Francisco Correa. En octubre de 2020, el Tribunal Supremo confirmó 29 condenas dictadas en 2018 contra ejecutivos de Gürtel.

En esta sentencia de 2018, los jueces también señalaron que existían pruebas suficientes para sugerir que el PP llevaba cuentas fuera de libros y tenía «un sistema de financiación fuera del circuito económico legal» entre 1990 y 2008. Cuándo del juicio que finalizó el jueves, la Audiencia Nacional apoyó esta opinión, señalando que “durante el tiempo que Bárcenas ocupó los cargos de administrador jefe y tesorero, manejó los fondos en efectivo entregados al grupo político del Partido Popular en forma de donaciones privadas a través de un sistema contable paralelo (Contabilidad B) cuyos depósitos y retiros no se reflejaron en las cuentas oficiales y, por tanto, no fueron auditados por el Tribunal de Cuentas.

Ex líderes del PP, incluidos los ex primeros ministros Mariano Rajoy y José María Aznar, siempre han negado la existencia de relatos paralelos y acusado a Bárcenas de irregularidades. Pero según el ex tesorero, que ha cooperado con las autoridades, este financiamiento difícil de rastrear provino de donaciones, incluso de donantes vinculados a grandes empresas que han recibido importantes contratos gubernamentales. Luego, los fondos se utilizaron para diversos fines, como pagar bonificaciones en efectivo a altos funcionarios del partido. Bárcenas en un momento mencionó a Rajoy como uno de los beneficiarios.

Parte del dinero se gastó en renovaciones de la oficina central, que fueron el objetivo de esta última prueba. Bajo el nuevo liderazgo del presidente del partido, Pablo Casado, que ha buscado distanciarse de estos casos de corrupción, el PP ha anunciado que este año abandonará el edificio, pero aún no lo ha hecho.

Las supuestas donaciones de contratistas a cambio de contratos gubernamentales descritos por Bárcenas se encuentran actualmente bajo investigación en una investigación separada que aún no se ha adjudicado.