Grupo Radio Centro

Complete News World

Manuel Vázquez Lima: “Los profesionales de emergencias se han mirado al virus de frente”

Tato Vázquez Lima.

Presidente recién nombrado de la Sociedad Española de Emergencias y Emergencias (Semes), Manuel Vázquez LimaHasta hace unos días vicepresidente, asumió con entusiasmo su nuevo cargo de responsabilidad. Manuel, también conocido como Tato, tiene las cosas muy claras. Siguiendo la estela de Semes en los últimos tiempos, el reconocimiento de la especialidad de Emergencias y Emergencias sigue siendo una prioridad. “La realidad es que hemos estado, estamos y seguiremos en primera línea”, recuerda, refiriéndose a esa primera línea de batalla en la lucha contra el COVID-19.. Vázquez Lima remarca que teniendo tan claro el rol que está jugando este grupo, es difícil entender la falta de reconocimiento que tienen a nivel institucional. los plantilla temporal y rotación generacional Se trata de dos cuestiones que se derivan de este problema y que preocupan, y más aún, en tiempos de pandemia.

Pregunta. ¿Cómo asume esta etapa al frente de Semes?

Responder. Lo asumo con la misma ilusión que cuando inicié este proyecto hace cuatro años como Primer Vicepresidente. Aparte de lo que es la sociedad científica, tengo unas pautas claras. Por un lado, la formación de nuestros profesionales. Vinculado a esto, hay dos cuestiones clave: Asegurar el reconocimiento social y profesional de los médicos de urgencias y en el que incluyo a médicos, enfermeras y técnicos, y el reconocimiento de la especialidad de urgencias en España.

P. Un problema ‘histórico’ para Semes …

R. Creo que los profesionales de emergencias, y nadie lo duda porque la población lo ha experimentado, han mirado al virus de frente. Son los que han estado en primera línea y nunca se han escondido. Ahí han estado: una presa de contención. Pero lo siguen siendo, y dando todo. Tengo una sensación agridulce. A pesar de haberlo dado absolutamente todo, todo el foco mediático parece girar en torno a las demandas de otros colectivos y profesionales de la salud. ¡Ojo! Eso me parece muy lícito, pero que aquellos que han estado ahí y nunca se han escondido han sido ignorados, olvidados y no tenidos en cuenta.

READ  Llegó el envío de medicamentos | El Heraldo de Aguascalientes

Me refiero a la temporalidad de las plantillas. Lo que ha ocurrido este verano en algunos servicios de emergencia de algunas comunidades ha sido indecente. El índice de empleo temporal en los servicios es vergonzoso. Que tenemos este índice de temporalidad de profesionales que han dejado el alma asistiendo a la pandemia, ¡de qué estamos hablando! Nadie duda de que el sistema sanitario necesita una reforma, pero no hay que olvidar a este colectivo que representa a 20.000 profesionales que lo han dejado todo.

P. ¿Cuáles son las necesidades actuales?

R. Necesitamos servicios estructurados, plantillas homogéneas y estables, ahora. No hay más demoras. Este es un mensaje para todas las comunidades. Este es el presente. Luego está la garantía del futuro: el relevo generacional y para eso está la especialidad de medicina de urgencias y enfermería de urgencias en España. Tanto en el ámbito político como sanitario mucha gente se llena la boca con Europa, pero ¿lo hemos analizado? Tenemos un grupo que ha dejado su alma aquí y ni siquiera es reconocido en Europa. Lo hemos tenido así durante diez años. Envíe algo de coherencia en nuestros mensajes.

Congreso de los Diputados España

P. Hablemos de ese entorno político …

R. ¿Qué imagen tienen los políticos hoy? No creo que deba puntuarlo: tienen un deterioro absoluto. Hace dos años, el Congreso aprobó una PNL instando al Gobierno a aprobar la especialidad de emergencias. Hace dos años, el Senado hizo una propuesta en la misma línea al Gobierno. Han pasado dos años. ¡No se ha hecho nada! ¿Quieres recuperar tu crédito? Mantenga lo que promete. Es un llamamiento a todos los partidos que firmaron estas iniciativas, aprobadas por unanimidad. Todo esto, sin olvidar los años que llevamos en Salud con los diferentes ministros. Muchos de ellos prometen una cosa y luego no hacen nada. Me centro en Salvador Illa. En abril, dijo claramente en el Congreso que antes de fin de año ese problema se había resuelto. Lo único a lo que apelo es tu palabra. Si quiere que creamos en los políticos, cumpla lo que promete. Nuestro grupo ha sido ignorado y maltratado, a pesar de que nunca se ha escondido.

READ  VIDEO: Inicia construcción de la Unidad de Medicina Familiar No. 12 del IMSS en Agua Prieta, Sonora | EL IMPARCIAL

P. ¿Está prevista una reunión con el Ministerio de Salud?

R. Como nuevo presidente de Semes no he solicitado la reunión pero la hemos solicitado en varias ocasiones en el período anterior. El nuevo secretario de Estado también. Sin embargo, les garantizo que esta semana volverá a salir una petición personal, tanto a la secretaria como al ministro para recibirnos. Solo represento a un grupo, nada más. Un grupo muy grande y muy importante.

P. Además de la especialidad y el reconocimiento, ¿qué desafíos tiene Semes?

R. Entrenamiento. Nuestro entrenamiento es extremadamente poderoso, especialmente en una situación de pandemia, donde tenemos que mantener una distancia segura y donde no podemos realizar las reuniones que solíamos hacer. Obviamente, hemos estado explorando las vías de formación a través de seminarios web durante algún tiempo, pero queremos explorar nuevas fórmulas. Probablemente estén vinculados en nuestros 35 grupos de trabajo, intentando realizar sesiones monográficas con casos clínicos y reseñas online. No podemos tomar otro camino en este momento.

El otro desafío son nuestros eventos masivos: tanto el congreso nacional como el regional. Tendremos que orientarlos en la misma línea. Es un desafío muy claro. Además, si se cumple la promesa del ministro, también tenemos que configurar cuál sería nuestro mapa de competencias, que ya lo hemos hecho, y el reconocimiento de los primeros profesionales que podrían tener esa titulación.

Tampoco debemos olvidar un reto más particular, que es nuestra revista, que tiene un factor de impacto alto: se encuentra en el primer cuartil de su especialidad. Esto ha hecho que Semes se haya convertido en nuestra propia editorial, con la que queremos dar más salida a nuestra revista y probablemente iniciar nuevos proyectos adicionales, así como generar nuevas editoriales en otras revistas científicas o publicaciones para dar cabida a toda la actividad científica que generan. nuestros compañeros.

P. Finalmente, ¿qué cambios en la gestión de COVID-19 implementaría a nivel nacional y regional?

R. A nivel general, la única forma de solucionar los problemas derivados de la pandemia es anticiparse a ellos. Deberíamos tener, y lo estamos desarrollando ahora, un cuadro de mando con varios indicadores que nos digan hacia dónde se dirige la pandemia. Tres son las líneas fundamentales. Por un lado, el epidemiológico donde se analizan los incidentes acumulados. En segundo lugar, la línea relacionada con el rastreo y seguimiento de contactos: qué porcentaje de nuevos casos provienen de cuarentena, porcentaje de PCR realizados, cuáles son positivos en mayores de 65 años, etc. Finalmente, el escenario sanitario. Estas son las tres áreas en las que deberíamos centrarnos y deberíamos tener un panel de indicadores claro que analice los resultados de estos expertos. Pero hablo de

expertos del Ministerio y Salud Pública, sin olvidar a los expertos en epidemiología y ámbito sanitario. Algo que se ha olvidado desde el minuto cero de esta pandemia. No veo ningún comité de expertos a nivel nacional donde haya un anestesiólogo, un intensivista, un especialista en enfermedades infecciosas, un internista, un neumólogo o un médico de urgencias … que son los que viven el día a día y saben perfectamente qué está sucediendo en el entorno sanitario.

P. En cuanto al ámbito de la salud … ¿Qué indicadores hay que tener en cuenta?

A. Los indicadores clásicos: porcentaje de ocupación UCI, porcentaje de Crítica, hospitalización convencional, porcentaje de ocupación en circuitos COVID en servicios de urgencias … Este último aspecto no se ha tenido en cuenta y anticipa lo que viene a continuación. En otras palabras, cuando tienes un servicio de emergencia completo sabes que diez días después tendrás una UCI completa. No debemos perder de vista el porcentaje de llamadas a los servicios de emergencia, una medida anticipatoria muy superior a la otra.

En este panel que deberíamos tener para ubicar la pandemia, debemos articular medidas en base a los niveles progresivos que estamos viendo. España es un país de quijotes y lo digo con todo mi cariño. Definimos tres indicadores y es sí o no … Pero esto no es sí o no. Si tiene una incidencia acumulada de 150 y el porcentaje de PCR es del siete por ciento … ¡Empiece a tomar medidas! Esto es lo que debemos hacer y espero que lo hagamos.

P. ¿Y en los servicios de emergencia?

R. Proteger a nuestros profesionales y garantizar el adecuado suministro de equipos. En cuanto a la estructura, el doble circuito diferenciado es fundamental. Además, garantizar el drenaje del servicio. ¿Qué significa esto? Que los pacientes que requieran ingreso lo hagan pronto en su área de hospitalización. Este ya es un principio básico para el funcionamiento de los servicios de emergencia y de emergencia fuera de una situación de pandemia, pero aún más en una pandemia. Si dejo pacientes esperando ser admitidos en un pasillo, estoy creando un magnífico caldo de cultivo para el contagio. Eso es sentido común. No es necesario ser un especialista en la sala de emergencias.

Además, no debemos olvidar tener una garantía de trazabilidad que haga que los servicios de emergencia funcionen rápidamente. Es decir, respuesta rápida de laboratorio, respuestas rápidas de radiología, respuestas rápidas de interconsultas de otras especialidades para que el servicio sea sumamente ágil y pueda seguir entendiendo en buenas condiciones.

Y si queremos medidas aún más concretas, el papel de la enfermería de emergencia y de emergencia en la canalización de los circuitos es relevante. No tengo ninguna duda. Además, no debe olvidarse el papel de las pruebas de detección rápida de antígenos. Algo que nos permite hacer una diferenciación rápida en poco tiempo y dar agilidad al servicio de emergencias. La PCR estándar está tardando entre 4-12 horas, lo que genera una parada a la salida de nuestros pacientes. Con las pruebas de antígenos tenemos resultados en 15 minutos con alta sensibilidad y especificidad. ¡ojo! Esto sucede porque todas las direcciones asumen que es necesario drenar rápidamente, que los servicios de emergencia no son acumuladores.