Grupo Radio Centro

Complete News World

España lidera a la OCDE en el aumento de la carga fiscal mientras el gobierno planea aumentar los impuestos

España es el país de los 34 países de la OCDE donde más aumenta la presión fiscal. En 10 años, los ingresos tributarios han pasado del 31,3% al 36,6% del PIB. Según el último informe publicado este miércoles por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, que agrupa a las economías más avanzadas del planeta, la carga fiscal aumentó 1,9 puntos porcentuales en 2020 respecto al año anterior. Esto deja el indicador español que mide la relación entre los ingresos fiscales y el producto interior bruto (PIB) en el 36,6%.

En 2019, antes de la pandemia del coronavirus -y la consiguiente caída del PIB-, la presión fiscal en España era del 34,7%. En 2010, este indicador era sólo del 31,3%, que aumentó en más de cinco puntos porcentuales en una década. O 60 mil millones de euros más impuestos. Este aumento en 10 años es uno de los más grandes en el área de la OCDE, solo detrás de Eslovaquia, Grecia y Corea del Sur. Esto significa que España ya está por encima de la media de este «club» de países avanzados (33,5%).

A pesar de estas cifras, Hacienda aún no ha dicho la última palabra y ahora estudia más impuestos para compensar las rebajas fiscales anunciadas en los últimos días por las Comunidades Autónomas del Partido Popular. En este sentido, la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, ha dicho este miércoles en el Congreso de los Diputados que el Gobierno estudia un nuevo impuesto a las grandes fortunas. Tras defender los nuevos impuestos a las grandes empresas energéticas y a la banca que se encuentran actualmente en el Congreso, el ministro de Hacienda defendió «seguir explorándolo con las grandes fortunas», argumentando que «hay que pedir una aportación más importante a los que más tienen». «.

READ  Confusión de normas en la UE que afectan a los viajes y la recuperación económica

Esta decisión del ejecutivo se produce tras el anuncio por parte de Andalucía de la supresión del impuesto sobre el patrimonio y otras medidas como la deflación del IRPF en esta comunidad y en Madrid, así como la reducción del IRPF en Murcia. Un guiño a su electorado, que también fue aplaudido por la extrema izquierda. El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, celebró que Hacienda esté abierta a la posibilidad de subir los impuestos a los muy ricos, como ha hecho con la energía y la banca, tal y como su grupo propuso en junio al Congreso. Sin embargo, fue posteriormente rechazado por sus socios en el gobierno del PSOE.