Grupo Radio Centro

Complete News World

Uno viene de Madrid (Lozoya). El otro, de Miami (Duarte). Y a ambos se les une su expatriado: Videgaray

Uno viene de Madrid (Lozoya). El otro, de Miami (Duarte). Y a ambos se les une su expatriado: Videgaray

Dos figuras clave en los escándalos de corrupción de la administración anterior, Emilio Lozoya (arrestado en España) y César Duarte (arrestado en los Estados Unidos), pronto serán extraditados a México para enfrentar la justicia. Ambos están cerca de Luis Videgaray, exsecretario del Tesoro y Relaciones Exteriores con Enrique Peña Nieto, y quien, según activistas y analistas, señala que es cómplice en los desvíos en Pemex y en el estado de Chihuahua.

–Con información de Romina Gándara, Dulce Olvera y Efrén Flores.

Ciudad de México, 9 de julio (sin embargo) .– Emilio Lozoya Austin y César Horacio Duarte Jáquez, dos personajes clave en el escándalos de corrupción y saqueo del peñismo, serán extraditados pronto a México. Y lo que los une es un poderoso padrino: Estuche Luis Videgaray, extitular del Ministerio de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y Relaciones Exteriores (MIE) en el sexenio del PRI Enrique Peña Nieto.

Videgaray Caso fue el jefe de Lozoya Austin en Petróleos Mexicanos (Pemex) y, según declaraciones de analistas e incluso de Javier Coello Trejo, ahora ex abogado del ex director de la compañía petrolera estatal, no se tomó ninguna decisión relevante sin el conocimiento y la aprobación de Videgaray, quien en ese momento se consideraba un “Vicepresidente Presidente ”en México.

Con Duarte Jáquez, dicen los especialistas y personajes que mantienen quejas activas contra el ex presidente, Videgaray fue una pieza clave de la malversación de fondos en las arcas de Chihuahua y la Nación. El ex secretario era el hombre que desde el gobierno federal autorizó al ex gobernador a ser accionista mayoritario del Banco Progreso de Chihuahua, con el objetivo de “lavar el robo” del bolso público.

La imagen muestra a Luis Videgaray (segundo de izquierda a derecha) junto con César Duarte (primero de derecha a izquierda). Foto: Barrio Oscuro.

Lozoya (Ciudad de México, 1974), quien dirigió Pemex de 2012 a 2016 durante el gobierno de Peña Nieto, fue arrestado en febrero en la ciudad sureña de Málaga, España, acusado de lavado de dinero, soborno y asociación criminal. Duarte (Parral, 1963), gobernador de Chihuahua de 2010 a 2016, fue detenido el miércoles en Florida, Estados Unidos, luego de estar prófugo desde 2017 acusado de malversación de fondos públicos por más de mil millones de pesos, según las investigaciones.

Ambos esperan su extradición a México para enfrentar la justicia. Ambos están cerca de Luis Videgaray, ex Secretario del Tesoro y Asuntos Exteriores en el sexenio de Enrique Peña Nieto, y quien desde septiembre de 2019 forma parte del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), según información publicada en Bloomberg

COMPLICIDAD DE DUARTE Y VIDEGARAY

El arresto de César Horacio Duarte Jáquez es una buena noticia, ya que el expriista se convirtió durante años en un símbolo de impunidad, pero no es suficiente: las autoridades estatales y federales deben recurrir a los personajes que formaron parte o permitieron el saqueo y la corrupción en Chihuahua, como Luis Videgaray, exigió al abogado y activista Jaime García Chávez, y a Carlos Chavira Rodríguez, ex presidente de la Confederación de Empleadores de la República Mexicana (Coparmex) Ciudad Juárez, ambos con quejas activas contra el ex presidente de Chihuahua.

Duarte, que fue incluido por el ex presidente Enrique Peña Nieto como parte de la generación del “nuevo PRI”, fue el único de los ex gobernadores acusados ​​de corrupción que aún estaba pendiente de arresto. En esa lista también están Javier Duarte (Veracruz); Tomás Yarrington (Tamaulipas); Roberto Borge (Quintana Roo) y Guillermo Padrés (Sonora), este último del Partido de Acción Nacional (PAN).

El ex gobernador tiene una acumulación de 21 órdenes de arresto por su posible relación con las desviaciones. Pero no actuó solo. El actual Gobierno de Chihuahua, encabezado por el miembro del PAN, Javier Corral Jurado, le señala que dirigió una “red de corrupción política” que se tejió entre la complicidad de ex funcionarios estatales y privados para el enriquecimiento personal.

El arresto de César Horacio Duarte Jáquez es una buena noticia, ya que el expriista se convirtió durante años en un símbolo de impunidad. Foto: Barrio Oscuro.

Este marco ha tenido un canal en más de 50 archivos de la Secretaría de la Función Pública del Estado y la Auditoría Superior del Estado calcula un daño al patrimonio de la entidad por 6 mil millones de pesos con la participación de 43 ex funcionarios que van desde ex secretarios locales, el ex examinador Superior Superior que ocultó irregularidades y miembros del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En el marco de la Operación Justicia para Chihuahua que comenzó en marzo de 2017, hay 17 personas vinculadas al proceso en varios casos penales, incluidos ex funcionarios y empresarios que colaboraron con el complot para simular operaciones. Además, ya hay cinco condenados, pero se informa que 62 solicitudes de protección por parte de ex funcionarios públicos evitan ser detenidos.

Durante su mandato, Duarte fue señalado por activistas como Jaime García Chávez, de la organización Unión Ciudadana, que hace seis años denunció al ex PRI ante el entonces Fiscal General de la República (hoy Fiscal General de la República) por malversación de fondos. , violación del banco legal y otros presuntos delitos. El ex gobernador de Chihuahua trató de ser un accionista prioritario del Banco Progreso de Chihuahua para “lavar el robo” de la bolsa pública.

READ  LIGA MX: Chivas ya se contactó con Víctor Manuel Vucetich

García Chávez, defensor de los derechos laborales y con una militancia en la izquierda, reconoció que el arresto de César Duarte es una buena señal en la lucha contra la corrupción y debería ser el primer paso para perseguir a otros políticos que fueron cómplices del saqueo y la corrupción en el Estado de Chihuahua.

“Si vemos otros modelos de corrupción, ninguno de ellos intentó crear un banco de múltiples instituciones financieras, que es lo que Duarte iba a tener como accionista prioritario del Banco Progreso de Chihuahua, que fue tolerado por el ex Secretario del Tesoro Luis Videgaray, por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y por el ex presidente Peña Nieto “, dijo García Chávez de Unión Ciudadana.” La denuncia toca fibras muy sensibles y delicadas. Videgaray es una pieza clave. La fundación de un banco fue una decisión del Secretario del Tesoro “, reiteró en una entrevista.

También mencionó otros personajes que fueron cómplices de Duarte: “Gamboa Patrón nos envió (Duarte) como gobernador y muchos de sus negocios tienen que ver con él. Obviamente, Peña Nieto y también Arely Gómez (ex abogada), de quien puedo decir que es una gran mentirosa porque nos ofreció que la justicia iba a llegar rápidamente. Arely Gómez fue un encubrimiento de César Duarte ”.

Carlos Chavira Rodríguez, presidente de Coparmex Ciudad Juárez, Chihuahua, de 2008 a 2012, estuvo de acuerdo con García Chávez en que otros políticos que permitieron irregularidades en el mandato de seis años de César Duarte deberían ser llamados a rendir cuentas.

“Las respectivas responsabilidades legales deben ser delimitadas y, a partir de eso, si parece que hay alguna acción indebida por parte del entonces Abogado Jesús Murillo Karam y quien fuera el Secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, por haber respaldado mi extradición cuando era infundado y cuando hubo un amparo que me protegió por el sistema de justicia, deberían pagar “, dijo el empresario chihuahuense, que fue perseguido por la administración Duarte por criticar abiertamente su gestión.

En el marco de su intención de competir por la presidencia nacional de Coparmex en 2012, el empresario Chavira fue acusado de presunta administración fraudulenta en detrimento del Gobierno de Chihuahua por 20 millones 818 mil pesos en el caso penal 339/13 que se derivó en orden de aprehensión el 25 de febrero de 2013, luego de que el gobierno estatal le otorgó 25 millones de pesos para la celebración de la Primera Expo-Negocio, Cultura y Deporte “Juárez Competitiva” 2011.

“En el momento procesal apropiado, voy a presentar una acusación por todos estos actos ilegales que Duarte llevó a cabo contra mí y contra mi familia, y sobre todas las acciones criminales que llevó a cabo y que fueron alentadas por Coparmex, especialmente por Gustavo de Hoyos “, advirtió.

VIDEGARAY Y LOZOYA, LA OTRA UNIÓN

READ  Coronavirus.- Francia obligará a los viajeros de 16 países a hacerse la prueba del coronavirus, incluidos los EE. UU. Y Brasil

Luis Videgaray Caso y Emilio Lozoya Austin están igualmente involucrados en la malversación de fondos de Pemex de 2012 a 2016, según analistas y documentos que indican que un movimiento financiero no podría tener lugar en la compañía petrolera sin la autorización de otros funcionarios.

El caso del ex director de Pemex es particularmente complejo porque es un evento que no comienza y termina con un funcionario público, sino que depende de una estructura de comando completa encabezada por el Ejecutivo Federal, y donde las acciones de Luis Videgaray Caso son relevantes , extitular del Ministerio de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en el período en que Lozoya estuvo a cargo de la compañía petrolera.

“Toda la red está ahí. Cuando la Fiscalía o la Unidad de Inteligencia Financiera [UIF] o cualquier organización quiere realmente encontrar a los culpables de la corrupción, tiene que entrar en toda la trama, adentro y explicarnos cuál es la arquitectura que permite este tipo de casos “, explicó Enrique Toussaint, politólogo de la Universidad de Guadalajara ( UdeG), en una entrevista publicada en sin embargo en febrero de este año.

Lozoya no pudo hacer acuerdos con compañías como Odebrecht, Altos Hornos de México (AHMSA) y Astillero Barreras sin el permiso del Presidente o la noción del Secretario del Tesoro, ya que “Lozoya dependía de Videgaray y él de Peña Nieto. Ahí está el camino ”, agregó Toussaint.

Sin embargo, la relación entre Emilio Lozoya Austin, Luis Videgaray Caso y Enrique Peña Nieto va más allá de la estructura de gobierno del Estado mexicano.

Videgaray (corbata verde) y Lozoya (corbata roja) se conocen desde que Peña (corbata púrpura) era el gobernador de Edomex y se han convertido en amigos desde entonces. Foto: Barrio Oscuro.

Videgaray y Lozoya se conocieron en 1998 a través de Protego Asesores, que es un fondo de inversión del ex Secretario de Hacienda Pedro Aspe Armella, quien fue mentor de ambos en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), según la morenista Luisa María Alcalde Luján (sesión ordinaria 11/09/2013 LXII Legislatura).

READ  Ana García, de Almería, ganadora del concurso

Entre 2005 y 2009, Videgaray contactó a Lozoya con el entonces Gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto.

En ese momento, Lozoya, como director en jefe para América Latina del Foro Económico Mundial, representó una oportunidad para aumentar el nivel de financiamiento del Estado de México, en un contexto en el que Peña Nieto buscó utilizar la plataforma del Foro para promover internacionalmente La entidad rectora.

A partir de entonces, Lozoya, Videgaray y Peña comenzaron una relación amistosa y profesional que duraría años.

Luis Videgaray Caso y César Duarte en el momento de la campaña electoral de Enrique Peña Nieto en 2012. Foto: Cuartoscuro.

Actualmente hay cuatro quejas contra Emilio Lozoya Austin, según la UIF del Ministerio de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Lozoya es investigado por “algún problema de fraude fiscal” y específicamente, por los casos de la empresa constructora brasileña Odbrecht, la compra de la planta Agronitrogenados de AHMSA y la adquisición de un astillero en España.

En todos estos casos, Videgaray y Lozoya tienen responsabilidades atribuibles, la primera como miembro de la Junta Directiva de Pemex como Secretario del Tesoro, y la segunda como jefe de la Empresa Productiva del Estado.

La Ley Mexicana del Petróleo es clara al respecto.