Grupo Radio Centro

Complete News World

Marta Ortega en Zara y otros directivos que se “infiltraron” para ponerse en los zapatos del empleado – Radio Centro

Marta Ortega en Zara y otros directivos que se “infiltraron” para ponerse en los zapatos del empleado – Radio Centro

La importancia de ponerse en los zapatos de los empleados ha sido reconocida por varios líderes empresariales, quienes consideran que esta práctica influye en las decisiones que se toman en un despacho. Marta Ortega, actualmente presidenta de Inditex, comenzó su exitosa carrera doblando camisetas en una tienda de Zara en Londres.

Joan Montaner, director general de Grup Montaner, también ha adoptado esta filosofía y se ha hecho pasar por empleado para entender mejor el funcionamiento de las empresas bajo su dirección. Montaner considera fundamental comprender quiénes son los empleados que están impulsando la empresa hacia delante.

Esta práctica no solo se ha llevado a cabo en grandes empresas, sino también en compañías más pequeñas. Rafael Fernández, director general de Fain España, participó en el programa «El jefe infiltrado» para conocer más a fondo su propia compañía.

El profesor Sebastián Reiche, experto en Dirección de Personas en las Organizaciones en IESE, defiende la importancia de reducir la distancia entre los líderes y los empleados. Según Reiche, acortar estas distancias tiene beneficios tangibles tanto para los líderes como para la organización en su conjunto. Al hacerlo, los líderes pueden obtener influencia informal y tener en cuenta las preferencias de los empleados, algo cada vez más valorado por aquellos que buscan trabajar en empresas que los aprecien.

En resumen, ponerse en los zapatos de los empleados se ha convertido en una práctica clave para los líderes empresariales. Desde las experiencias de Marta Ortega en Zara hasta las incursiones de Joan Montaner en sus propias empresas, la comprensión y empatía hacia los empleados se ha demostrado ser una estrategia efectiva para el éxito empresarial. Esto no solo fortalece las relaciones laborales, sino que también permite que los líderes tomen decisiones más informadas teniendo en cuenta las necesidades y preferencias de su equipo.