Grupo Radio Centro

Complete News World

La adopción de la dieta mediterránea se muestra prometedora para aliviar los síntomas en pacientes con neoplasia mieloproliferativa

La adopción de la dieta mediterránea se muestra prometedora para aliviar los síntomas en pacientes con neoplasia mieloproliferativa

La neoplasia mieloproliferativa (MPN) representa un grupo de enfermedades inflamatorias, que incluyen policitemia vera (PV), trombocitemia esencial (ET) y mielofibrosis primaria (PMF). Los NMP están relacionados con neoplasias malignas hematológicas y se caracterizan por el crecimiento clonal de células hematopoyéticas con una mutación adquirida en JAK2.

Varios estudios han demostrado que la dieta mediterránea tiene un impacto positivo en las enfermedades asociadas a la inflamación subclínica crónica. Además de la dieta mediterránea, la microbiota intestinal también juega un papel crucial en la mejora de los trastornos hematológicos.

Un nuevo estudio publicado en medRxiv* El servidor de preimpresión evalúa la viabilidad de una intervención de dieta mediterránea centrada en la educación en pacientes con MPN.

Estudio: El ensayo NUTRIENT (Intervención nutricional entre neoplasmas mieloproliferativos): Fase de viabilidad.  Haber de imagen: Antonina Vlasova/Shutterstock.com Estudiar: El ensayo NUTRIENT (intervención nutricional entre neoplasias mieloproliferativas): fase de viabilidad. Haber de imagen: Antonina Vlasova/Shutterstock.com

*Aviso Importante: medRxiv publica informes científicos preliminares que no son revisados ​​por pares y, por lo tanto, no deben considerarse concluyentes, orientar la práctica clínica/comportamientos relacionados con la salud ni tratarse como información establecida.

Fondo

Las manifestaciones clínicas de NMP incluyen recuentos sanguíneos anormales, trombosis y transformación en leucemia aguda. Una de las principales características de la NMP es el aumento de las citocinas plasmáticas.

La inflamación crónica conduce a recuentos sanguíneos anormales. Aunque los inhibidores de JAK reducen los síntomas de NMP, estos medicamentos están asociados con ciertos riesgos, como inmunosupresión, cáncer de piel y aumento de peso.

Las pautas recientes de la National Comprehensive Cancer Network (NCCN) para NMP han propuesto varias intervenciones para reducir la carga de síntomas, independientemente de la categoría de puntuación del pronóstico.

Dado que muchos pacientes con NMP no cumplen los criterios para un agente citorreductor, sus síntomas se mantienen sin intervenciones específicas. Como resultado, la calidad de vida de estos pacientes se ve afectada negativamente debido a la incapacidad de limitar la progresión de la enfermedad.

READ  ¡La actualización de Samsung Galaxy A71 Android 13 (One UI 5.0) ya está disponible!

La modificación del estilo de vida, principalmente a través de la dieta, puede reducir la inflamación. Por ejemplo, una dieta saludable rica en agentes antiinflamatorios puede mejorar la carga de síntomas en pacientes con NMP. La adherencia a este tipo de dieta puede reducir la inflamación y retrasar o prevenir significativamente la progresión de la enfermedad.

La dieta mediterránea es una dieta predominantemente vegetal, que se asocia al consumo de frutos secos, aceite de oliva virgen extra (AOVE), verduras, pescado, frutas, legumbres y productos integrales. El control de la inflamación a través de la nutrición es un enfoque terapéutico de bajo riesgo para aliviar la carga de síntomas en pacientes con NMP.

Sobre el estudio

El objetivo principal del estudio actual fue determinar la disposición de los pacientes con NMP a participar en educación dietética para controlar la carga de síntomas. Los participantes fueron asignados aleatoriamente a un grupo estándar de las Pautas dietéticas estadounidenses para estadounidenses (USDA) o a un grupo de dieta mediterránea. Ambos grupos recibieron educación separada pero igual a través de recursos dietéticos escritos y consejos dietéticos autorizados.

Los pacientes fueron seguidos para evaluar el cumplimiento, la viabilidad y la carga de síntomas. Para explorar los cambios en el microbioma intestinal y los biomarcadores inflamatorios, se tomaron muestras biológicas en cuatro puntos de tiempo separados durante el período de estudio de 15 semanas.

Diseño de estudio de NUTRIENTES.

Diseño de estudio de NUTRIENTES.

Resultados del estudio

Los pacientes con MPN encontraron que el programa de la dieta mediterránea era tan fácil de seguir como un programa basado en las pautas de los EE. UU. para los estadounidenses. Más del 80 % de los participantes en el grupo de dieta mediterránea pudieron mantener una buena adherencia durante todo el período de intervención, en comparación con menos del 50 % en el grupo USDA. Esto demuestra que con la orientación de un dietista y un plan escrito adecuado, los pacientes con PND pueden adoptar fácilmente una dieta mediterránea.

READ  Emiratos Árabes Unidos enviará sonda para explorar el cinturón de asteroides

Los pacientes con MPN pueden adoptar una dieta mediterránea con la guía y educación de un dietista.  (A) Porcentaje de participantes con puntajes MEDAS ≥ 8 en cada momento con el área sombreada en naranja que representa el período de intervención activa (B) Respuestas de los participantes a la pregunta de factibilidad durante el período de intervención activa (C) HEI-2015 se calculó a partir de cada recordatorio de dieta de 24 horas y se promediaron las puntuaciones de cada participante para la intervención previa (semanas 1 a 2), la intervención activa (semanas 3 a 12) y la intervención posterior (semanas 13 a 15).  Los datos presentados representan la mediana con el rango intercuartílico.

Los pacientes con MPN pueden adoptar una dieta mediterránea con la guía y educación de un dietista. (A) Porcentaje de participantes con puntajes MEDAS ≥ 8 en cada momento con el área sombreada en naranja que representa el período de intervención activa (B) Respuestas de los participantes a la pregunta de factibilidad durante el período de intervención activa (C) HEI-2015 se calculó a partir de cada recordatorio de dieta de 24 horas y se promediaron las puntuaciones de cada participante para la intervención previa (semanas 1 a 2), la intervención activa (semanas 3 a 12) y la intervención posterior (semanas 13 a 15). Los datos presentados representan la mediana con el rango intercuartílico.

En las MPN, un objetivo importante es abordar los síntomas, ya que los síntomas pueden afectar significativamente la calidad de vida del paciente. En el grupo USDA, el 31 % de la cohorte tuvo una reducción de más del 50 % en la puntuación total de síntomas (SMP) a las 15 semanas, mientras que el 53 % del grupo de dieta mediterránea tuvo una reducción de más del 50 % en la puntuación. . TSS.

En comparación con la dieta USDA, la dieta mediterránea tuvo un mejor efecto en el alivio de los síntomas de NMP. La duración y la intensidad de la intervención dietética son factores importantes para aliviar los síntomas de NMP.

Cambios en la carga de síntomas a lo largo del estudio.  (A) Gráficas en cascada del cambio porcentual en MPN-SAF (MPN-TSS) en cada semana desde el valor inicial (valor inicial definido como la media de MPN-TSS de las semanas 1 y 2) (B ) Cambio bruto en síntomas específicos en cada semana desde basal (media ± DE).

Cambios en la carga de síntomas a lo largo del estudio. (A) Gráficas en cascada del cambio porcentual en MPN-SAF (MPN-TSS) en cada semana desde el valor inicial (valor inicial definido como la media de MPN-TSS de las semanas 1 y 2) (B ) Cambio bruto en síntomas específicos en cada semana desde basal (media ± DE).

Perspectivas de futuro

Ambas dietas estudiadas en el presente estudio dieron como resultado una reducción en la carga de síntomas de NMP. Por tanto, estos resultados demuestran que una intervención de 10 semanas es suficiente para detectar un cambio en los síntomas.

READ  Orion intentará la primera entrada de salto para una nave espacial tripulada

En el futuro, se necesita un período de intervención más largo para evaluar si continúa la mejora de los síntomas. Un período de intervención más prolongado también ayudaría a detectar personas con mejoría tardía de los síntomas.

El análisis actual destaca que los síntomas de NMP pueden provenir de diferentes causas fundamentales; por lo tanto, algunos síntomas cambian rápidamente en comparación con otros. Debido al pequeño tamaño de la muestra, no se pudo detectar una disminución de las citoquinas inflamatorias. Por lo tanto, se necesitan estudios futuros con una cohorte más grande para dilucidar el impacto de las dietas en los niveles de citoquinas inflamatorias.

*Aviso Importante: medRxiv publica informes científicos preliminares que no son revisados ​​por pares y, por lo tanto, no deben considerarse concluyentes, orientar la práctica clínica/comportamientos relacionados con la salud ni tratarse como información establecida.

Referencia de la revista:

  • Informe científico preliminar. Luque, MFL, Avelar-Barragán, J., Nguyen, H., y otros. (2023) El ensayo NUTRIENT (intervención nutricional entre neoplasias mieloproliferativas): fase de viabilidad. medRxiv. doi:10.1101/2023.05.09.23289740