julio 23, 2024

Complete News World

De vuelta en México, la escultura del ‘Monstruo de la Tierra’ apunta a antiguas creencias

3 min read
De vuelta en México, la escultura del ‘Monstruo de la Tierra’ apunta a antiguas creencias

CIUDAD DE MÉXICO, 26 mayo (Reuters) – Una gigantesca escultura de piedra que evoca antiguas creencias religiosas esculpidas por artistas olmecas hace 2.000 años ha regresado a México para el entusiasmo de funcionarios y académicos después de décadas en Estados Unidos.

Conocido hoy como el “Monstruo de la Tierra”, la escultura pudo haber sido tomada del centro de México en la década de 1960, pasó un tiempo en manos de coleccionistas privados y en exhibición pública antes de ser incautada por agentes de contrabando de antigüedades que trabajaban con los fiscales de Nueva York.

El artefacto icónico pesa aproximadamente una tonelada (2,200 libras) y probablemente fue descubierto hace décadas en el sitio arqueológico de Salcatzingo en el estado de Morelos, al sur de la Ciudad de México.

Funcionarios estadounidenses se coordinaron con sus homólogos mexicanos para devolver la escultura a principios de esta semana.

Fue tallado en roca volcánica entre el 800 y el 400 a. C. en el apogeo de la civilización olmeca, una de las primeras sociedades complejas de México, concentrada principalmente en la costa del Golfo del país. Los olmecas son bien conocidos por su avanzada herencia artística, que incluye enormes esculturas de cabezas.

Según Mario Cordova, un arqueólogo olmeca que viajó a América como parte de la misión de rescate, el artefacto representa una montaña mítica y su estilizada entrada a la cueva en forma de cruz.

La montaña se parecía a la cabeza del jaguar, el depredador más temido del México antiguo, con sus fauces abiertas y la cueva que se duplicaba como una entrada al inframundo.

READ  El movimiento laboral de Nuevo México está vivo y bien

Algunos han especulado que la escultura pudo haber sido utilizada como un pasaje sagrado en los rituales.

“Es una pieza muy importante”, dijo la arqueóloga Sarah Latron de Guevara, estudiosa de la cultura huasteca de México, al señalar la boca abierta particularmente cruciforme.

“No recuerdo ninguna otra escultura que incluya aberturas como esta”, dijo.

La cosmovisión olmeca que se ve en la escultura del “Monstruo de la Tierra” fue un tema recurrente en todo el México antiguo, hasta que los aztecas comenzaron a ascender al poder unos 1.700 años después, y otros estudiosos señalan que su templo principal también se duplicó. Montaña Sagrada.

“El conjunto simbólico montaña-cueva-boca adquirió un alto valor simbólico en toda Mesoamérica desde épocas muy tempranas, dando lugar a imágenes cada vez más complejas a lo largo de miles de años”, dice el libro del dúo intelectual padre-hijo Alfredo López Austin. Leonardo López Luján.

López Luján actualmente dirige excavaciones en un templo sagrado azteca en el centro de la Ciudad de México.

El regreso de la escultura olmeca a México fue aclamado por el canciller mexicano Marcelo Ebrard, quien habló poco antes de que lo subieran cuidadosamente a un avión para regresar a casa.

“Nos da algo que explica de dónde venimos”, dijo Ebrard.

Informe de David Alire García; Editado por Tom Hogue

Nuestros estándares: Principios de confianza de Thomson Reuters.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *