Grupo Radio Centro

Complete News World

Ángela, España y Nadia, seguro

Antes de

Según una encuesta de Metroscopy en enero pasado, Angela Merkel recibió una evaluación positiva del 72% de los encuestados y negativa de solo el 23%. Lo que es excepcional es que la política alemana fue aprobado por los votantes de todos los partidos españoles: 54% de Unidos Podemos, 73% del PSOE, el mismo porcentaje de Vox, 83% del PP y 88% de Ciudadanos. En consecuencia, el Canciller de la República Federal de Alemania es una figura admirada, por ser digna de confianza y sólida, en la sociedad española, que sí habla bien de esta fisicoquímica nacida en Hamburgo (1954), también habla del correcto criterio de los ciudadanos españoles. .

Angela Merkel ocupa un escaño en el Bundestag desde 1990; preside su partido, la CDU, desde 2000, y dirige el gobierno alemán desde 2005. Ha sido capaz de gestionar varios gobiernos de gran coalición con el SPD, tras suceder al socialdemócrata. Gerhard Schröder. Adquirió experiencia como ministra en gabinetes de Helmut Kohl Y es una europeísta activa con permanente conciencia del pasado de su tierra natal – el nazismo – que la compromete a una actitud militante con moderación y estricta en evitar cualquier tipo de pacto o entendimiento con la extrema derecha de la Alianza por Alemania y con la extrema derecha. poscomunista de izquierda de Die Linke. En la reciente crisis en el estado federal de Turingia abandonó a su sucesor, Annegret Kramp-Karrenbauer, por permitir que la CDU se aliara con radicales de derecha para invertir en un presidente liberal.

Carlos sanchez

La desescalada presupuestaria preocupa cada vez más en Moncloa. Si Alemania pisa el acelerador, España está perdida. Y de ahí el objetivo de Sánchez es ganarse a Merkel

READ  El motor térmico 'made in Spain' que no emite gases

Merkel ha mostrado humanismo hacia la inmigración, milita en un feminismo tranquilo pero constante; está entendiendo la sostenibilidad como un vector para el futuro, ha mantenido una actitud firme hacia figuras tan dispares como Putin y Trump y ha abordado la pandemia del coronavirus en tu país con eficacia y empatía: Por primera vez en 14 años de gobierno se dirigió a sus compatriotas para anunciar el flagelo letal de la enfermedad. En octubre de 2018, tras algunos retrocesos y episodios electorales temblores corporales publico, anunció que su vida política terminaría a fines de 2021.

Angela Merkel es la mejor defensora de los intereses de España en la Unión Europea en esta crisis global. Actúa como un puente entre los países “frugales” del norte y los del sur. Apoya una baja condicionalidad de las ayudas, apuesta por la estabilidad del Gobierno a cambio de una mayor institucionalización de Unidos Podemos, quiere Nadia Calviño como nueva presidenta del Eurogrupo Y, según fuentes diplomáticas, no se cansa nunca de subrayar los activos de nuestro país: la cuarta economía de la UE, 47 millones de habitantes, medio millón de kilómetros cuadrados de superficie, la frontera sur de Europa con África y la puerta de entrada a América Latina. países. Es consciente de conveniencia general de una España estable para afrontar la crisis.

Llegó a conocer más personalmente Pedro Sánchez en agosto de 2018, invitado por el presidente del Gobierno a pasar unos días en Doñana. Tenía una excelente relación con Mariano Rajoy con quien recorrió una etapa del Camino de Santiago en 2014 y los vínculos entre el PP y la CDU eran buenos y ahora están en una fase de nueva goleadora tras la sucesión del gallego por Pablo. Casado. En cualquier caso, Merkel es realista: Alemania es el segundo mercado para España —Más del 10% de nuestras exportaciones—; nuestro país necesita importaciones alemanas —más del 12% de nuestras compras totales al exterior—; El año pasado más de 11 millones de alemanes hicieron turismo en España y es el grupo extranjero con mayor parque inmobiliario, especialmente en Baleares y la Costa del Sol.

La canciller alemana, Angela Merkel, en el Parlamento. (Reuters)
La canciller alemana, Angela Merkel, en el Parlamento. (Reuters)

Todas estas circunstancias convierten a Angela Merkel en la líder internacional que más impacto tiene en la política española. Es posible, trabajando en ello, que pronto concertar una visita de Pedro Sánchez a Berlín consolidar su apoyo a las reivindicaciones españolas -incluida la elección de Calviño que se dilucidará el próximo 9 de julio y contará con el patrocinio de su colega alemán Olaf Scholz-, tras la significativa presencia en España de la ministra de Asuntos Exteriores alemana, Heiko Maas .

READ  Simpatizantes de AMLO y FRENAAA se enfrentan en el Zócalo (VIDEOS)

Sus inclinaciones, siempre muy racionales y reflexivas, dentro de la Unión Europea, son cruciales para nuestro país. La política alemana no está a favor de los maximalismos ideológicos, pero está a favor de intentar reducir a términos practicables grandes discrepancias internas de los países cuando se proyectan en las políticas de la Unión. Y según la encuesta conocida este viernes, elaborada por el Polit Barometer para la TV pública ZDF, la canciller habría convenció al 63% de sus compatriotas -64% entre los votantes de la CDU- de la bondad del fondo europeo de reconstrucción. O, en otras palabras, la necesidad de solidaridad en esta crisis. Todo un logro.

Angela Merkel -y lo veremos en poco tiempo- ha pronunciado con más convicción que nadie fuera de nuestro país el “España seguro” que proclama nuestra capacidad para acoger con seguridad a los turistas, para recuperarnos de la recesión y rehabilitar las debilidades nuestro sistema. Ha proclamado, incluso en los medios -lo hace este sábado en varios- un “seguro” a favor de la ministra de Economía, Nadia Calviño, para dirigir a los funcionarios de finanzas del gobierno en Europa. Es una estratega inteligente, con una visión global, una conservadora lenta para tomar decisiones pero implacable a la hora de ejecutarlas, que marca el paradigma de ¿Cómo deben actuar los líderes de la derecha democrática en el continente?. El único problema, que es nuestro, es que Angela Merkel ha decidido que se marchará en diciembre de 2021. Europa, especialmente España, la va a extrañar. ‘Sin lugar a duda’. Por el momento, a partir del 1 de julio, Alemania asume la presidencia rotatoria de la Unión. En un momento trascendental.

READ  'No fallé penales', enfrentó Palazuelos a Miguel Herrera