Grupo Radio Centro

Complete News World

Sundance 2021: Amalia Ulman en el debut cinematográfico de ‘el Planeta’

Estrenada como parte de la Competencia Global de Drama en el Festival de Cine de Sundance, “El Planeta” es el debut de la artista interdisciplinaria Amalia Ulman, quien escribió, dirigió y protagonizó la película.

Ulman ha ganado notoriedad en el mundo del arte por su trabajo que refleja género, clase y tecnología. Quizás su obra más famosa sea la de 2014 “Excelencias y perfecciones” durante los cuales, durante varios meses, publicó en Instagram una actuación con guión que algunos han malinterpretado como real.

Nacido en Argentina, Ulman creció en Gijón, España, antes de mudarse a Londres para estudiar en Central St. Martin’s College of Art. Luego vivió en Los Ángeles durante cinco años antes de mudarse recientemente a Nueva York.

En la película, Ulman interpreta a Leo, que regresa a su ciudad natal de Gijón tras sus estudios en Londres tras la muerte de su padre. Su madre (Ale Ulman, la verdadera madre de Amalia, en sus inicios como actriz) está a punto de ser desalojada de su apartamento. Las dos mujeres se las arreglan todo el tiempo que pueden, participando en una serie de estafas grandes y pequeñas, en su mayoría pequeñas.

Una comedia melancólica rodada en blanco y negro, la película recuerda las impasibles viñetas de las primeras películas de Jim Jarmusch cruzadas con las confusiones madre-hija de “Grey Gardens”.

Amalia Ulman se sentó para una entrevista en Zoom desde la ciudad de Nueva York antes del debut de la película en el festival.

En primer lugar, ¿qué te hizo querer hacer un largometraje? ¿Qué no podrías hacer en los entornos en los que trabajaste?

READ  El escritor francés de no ficción Carrele gana el premio más prestigioso de España | Entretenimiento

Debido a que he trabajado en performances narrativas antes, sentí que un largometraje era la manera correcta de reunir todas las otras obras que he hecho como artista antes, pero en un conjunto más amplio, grande y que contiene todas las disciplinas que suelo hacer. trabajar con. Entonces creo que eso me interesó. Siempre suelo trabajar solo y las películas son un grupo grande, pero llegué a un punto en mi propia práctica artística en el que estaba trabajando con más y más colaboradores porque los proyectos eran cada vez más grandes. Y eso es lo que me llevó a decir: “Oh, puedo hacer una película ahora”.

¿Es ahora más fácil cerrar la brecha entre el mundo de las bellas artes y la realización de largometrajes comerciales más convencionales?

Personalmente, fue muy difícil para mí tener personas que confiaran en mí. Solo unas pocas personas en el mundo del cine que sabían que mi práctica ya era muy cinematográfica estaban convencidas de que podía hacer una película, estaban, bueno, ya estás haciendo algo que encaja, que ya parece una película. Pero había mucha gente que no conocía mi práctica, simplemente sabían que yo era un artista, sea lo que sea que eso signifique. Y me hicieron muy difícil hacer una película. No solo la falta de ánimo, sino más bien, “No puedes hacer esto”. Lo cual para mí fue interesante porque dijeron que no podía hacer cosas que ya había hecho en el pasado y que ya me estaban funcionando bien.

Creo que ambos mundos protegen mucho a las personas que forman parte de ellos. Y no quieren que los extraños vengan fácilmente. Yo diría lo mismo del mundo del arte. El mundo del arte es muy protector y no les gusta cuando los actores empiezan a hacer arte y no son muy acogedores. Creo que va en ambos sentidos.

READ  España rinde homenaje al chef José Andrés por sus cocinas humanitarias | Entretenimiento

¿Puedes contarme más sobre tu relación con Miranda July? Ella al corriente sobre la película y entiendo que ella apoyó el proyecto. ¿Cuál fue su implicación?

Bueno, su participación es bastante divertida porque proviene de una falta de participación originalmente. Conozco a Miranda porque dimos juntos una conferencia organizada por Hans Ulrich Obrist con David Lynch en Los Ángeles. Creo que fue quizás 2015 o algo así. Y seguimos siendo amigos por eso, lo visité en el estudio varias veces mientras vivía en Los Ángeles. Y realmente me gusta como ella consiguió un mundo [and] que todo está interconectado entre sí, como libros y películas, y que todo es Miranda. Y es una especie de mi forma de trabajar también y todo lo que siempre he hecho siempre está muy interconectado. Entonces Miranda, le hablé de la película originalmente y ella fue una de las que no creyó en mí. Y luego, al final, cuando le pedí comentarios sobre la película terminada, cambió de opinión y se dio cuenta de que era una de esas personas que no creían en mí haciendo una película.

Pero hubo mucha gente que me apoyó desde el principio, incluso si fue un pequeño consejo, pero simplemente alentador y ayudó mucho. Y Miranda le dio a la película un impulso final que fue muy apreciado. Y también fue bueno para ella admitir que originalmente no lo había creído debido a lo difícil que era hacer una película, pero una vez que vio que era buena, dio marcha atrás y fue muy útil. Fue muy dulce.

La escritora, directora y estrella Amalia Ulman, derecha, y su madre en la vida real, Ale Ulman, protagonizan ‘El Planeta’, que se estrena en el Festival de Cine de Sundance 2021

(Rob Kulisek)

¿Cómo empezaste con tu madre? ¿La historia está basada en tu propia experiencia cuando tú y tu mamá perdieron tu casa en un caso judicial con tu papá?

Bueno, la película es extremadamente ficticia. El personaje de mi madre es puramente ficticio. Mi madre no es así. No es así como se viste mi madre. Yo tampoco me visto así. Y el origen de la historia tuvo que ver con estos dos estafadores en mi pueblo, que mi madre compartió conmigo. E inicialmente, pensé en hacer un documental sobre ellos. Y así es como empecé. Luego pensé en hacer una película basada en ellos que se convirtiera en mi mamá y yo interpretando a estos personajes. Y creo que solo estamos usando nuestras propias experiencias reales como actores que pueden aprovechar eso, de una manera que nos da la libertad de ser cómicos al respecto.

Lo cual es algo que muchas películas sobre estos temas no tienen, porque siempre son desde un punto de vista diferente, siguen siendo muy lamentables y muy melodramáticas. Porque no se atreverían a abordar el tema con un poco de humor. Y siento que lo que nos permitió hacer esto es el hecho de que hemos estado allí. Entonces eso nos da esa habilidad. Pero todo lo demás en la película es ficticio. No es un documental, todo está inventado.

¿La dinámica entre los personajes de la película es similar a la de ustedes dos en realidad? ¿Qué ganas de ti y de tu madre?

Que somos buenos en eso. Y es una película de muy bajo presupuesto y es un negocio familiar. Y cuando tienes una película de bajo presupuesto, cuando tienes que depender de actores semiprofesionales, tus opciones son realmente muy limitadas. Entonces, a veces, es mejor trabajar con actores totalmente inexpertos, como no actores, que con malos actores. Este fue el caso de esto. No quería estar frente a la cámara porque sé cuánto eso quita todo el trabajo que hago como director, como escritor, como productor; una vez que estás frente a la cámara, eres solo una actriz, ya que el teatro requiere mucho de todo el trabajo que hago. Así que originalmente no quería hacer esto, pero al final mi mamá y yo fuimos las mejores personas para hacerlo en la ciudad de Gijón. Simplemente funcionó.

¿Qué te interesó de la historia de estos dos delincuentes? ¿Y cómo extrapolaste eso en la forma en que los dos personajes de la película están obsesionados con la presentación y el cuidado personal?

Bueno, lo que me interesó fue que representaba muy bien la estructura de la sociedad, las jerarquías en la vieja Europa. Personas que podrían tener vínculos leves con la realeza, personas que, a pesar de su apariencia, podrían ser ricas. Y mi mamá y yo en la película interpretamos personajes tradicionalmente españoles, lo que para nosotros es como otra capa de comedia porque mi mamá, por ejemplo, nunca podría haber sacado algo así, porque tenía un ligero acento y la gente sabe que lo es. Sudamericano. Y entonces me fascinó la historia de estas mujeres, porque solo podía tener sentido en un pueblo pequeño como este, el hecho de que solo iban a decir: ‘Soy rica, déjame tenerlo gratis’. ¿A qué se parece?

No tienen nada más que ellos mismos. Y cómo se presentan al mundo es el último recurso que tienen.

Amalia Ulman sobre los protagonistas de su película ‘El Planeta’

Y luego, por otro lado, quería representar la dinámica entre madre e hija y el hecho de que tal vez son como decías, están obsesionados con la presentación o lo que sea. Creo que no es que estén obsesionados personalmente con eso, pero es lo único que les queda. Porque sus cuerpos son lo único que les queda. Están a punto de perder [the mother’s] casa en dos meses. Ellos no tienen dinero. No tienen nada más que ellos mismos. Y cómo se presentan al mundo es el último recurso que tienen. La madre está arruinada, pero la única forma en que puede comprar o no sospechar de los robos es a través de su apariencia.

Así que no lo vi como una obsesión, sino más como un mecanismo de supervivencia que tienen las mujeres cuando no les queda nada. Es como si fuera lo último que tienes.

Finalmente, ¿cuáles son sus expectativas para Sundance? Obviamente estás estrenando en este año tan inusual, pero como artista ya tienes mucha experiencia con el mundo virtual.

Nunca he estado en el verdadero Sundance, lo que quizás sea algo bueno porque no tengo nada con qué compararlo. Extraño mucho los cines, pero no soy tan tradicional como otros cineastas en ese sentido. Y una de las razones por las que recurrí al videoarte o al cine es porque tengo una discapacidad y son formatos muy accesibles que puedes ver desde una cama de hospital o en tu computadora. Y no me importa que la gente vea películas en una computadora o incluso en sus teléfonos. Estoy feliz de que este año el festival llegue a más gente. Mi expectativa para este festival es que salga bien y a la gente le guste y espero que vayamos a más festivales y tengamos un gran estreno en Europa y luego la gente en España pueda verlo y yo pueda hacer más películas. Eso es todo lo que quiero, solo quiero seguir haciendo más películas.