Grupo Radio Centro

Complete News World

Sobrevivientes del veneno huyeron de Prado, España, poniendo fin a la lucha

Vista general del Museo del Prado en Madrid, España, el 21 de julio de 2021. REUTERS / Juan Medina / Foto de archivo

  • Seis manifestantes dentro de la galería de arte, otros afuera
  • Hay demandas que incluyen reunirse con el primer ministro, gastos médicos
  • En 1981, miles de personas se vieron afectadas por la intoxicación por aceite de colza.

MADRID, 19 oct (Reuters) – Los sobrevivientes de una intoxicación alimentaria masiva hace cuatro décadas irrumpieron el martes en la Galería de Arte El Prado en Madrid y amenazaron con suicidarse si no se cumplían las demandas de ayuda y atención.

Una foto muestra a seis personas, una en silla de ruedas, sosteniendo una pancarta frente a los «Los Menas» pintados por el pintor español Diego Velásquez. Los demás se reunieron afuera.

La policía detuvo a los dos manifestantes, y otros abandonaron el museo al mediodía, dijo Reuters, «Todavía estamos vivos», dijo la Asociación de Defensa de las Víctimas.

La asociación dijo en su cuenta de Twitter que protestaban contra la «desgracia» y el «abandono» del gobierno.

“Seis horas después de que empecemos a estar aquí, comenzaremos a tomar las pastillas”, advirtió la asociación sin dar una hora exacta.

Las demandas del grupo incluyen una reunión con el primer ministro Pedro Sánchez y mediadores a fines de octubre, y dinero para cubrir los costos médicos de los sobrevivientes del escándalo de intoxicación alimentaria más grande del mundo.

El veneno mató a 5.000 personas y afectó a 20.000 más, la mayoría con condiciones incurables, dijo.

‘Estamos enfermos’

No hubo comentarios inmediatos del gobierno español ni de Prado. Los manifestantes dijeron que eligieron el museo porque la cultura ayudó a las víctimas a sobrellevar la situación.

READ  Prohibición de viajar sin visa extendida desde Sudamérica y Sudáfrica

«Estamos enfermas. Físicamente, somos 20 años mayores de lo que dicen nuestras identificaciones», dijo una mujer en voz alta.

Este material fue originalmente para uso industrial, pero fue adulterado y vendido ilegalmente como aceite de oliva, principalmente en mercadillos, comenzando en Madrid y extendiéndose a otras zonas.

Había síntomas que iban desde insuficiencia pulmonar y degeneración de las articulaciones hasta la destrucción del sistema inmunológico del cuerpo.

Muchos de los supervivientes murieron lisiados.

Según el sitio web Science Direct, unas 100.000 personas se han visto afectadas y 20.000 han sido diagnosticadas con la enfermedad, de las cuales 10.000 han sido hospitalizadas.

Más de 300 murieron.

Escrito por Inti Landauro y Andrew Cawthorne; Editado por Timothy Heritage y Alex Richardson

Nuestras normas: Principios de confianza de Thomson Reuters.