Grupo Radio Centro

Complete News World

Se contactó a padres de 112 niños separados en la frontera México-Estados Unidos, pregunta la corte | Inmigración americana

Los fiscales dijeron al tribunal el viernes que los padres de 112 niños separados por la administración de Donald Trump en la frontera entre Estados Unidos y México han estado en contacto desde enero, y ahora la administración de Joe Biden está a cargo, ya que el juez confía en los esfuerzos de reunificación.

Estas nuevas cifras fueron proporcionadas como parte de una demanda presentada por la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU), que ordenó al gobierno poner fin a las divisiones familiares y reunir a las familias bajo la política de “tolerancia cero” de Donald Trump sobre los cruces fronterizos ilegales. El viernes, la posición del gobierno en el caso fue representada públicamente por primera vez por la administración de Biden en lugar de Trump.

La jueza de distrito de los Estados Unidos, Dana Sabra, supervisó el caso desde el principio y criticó duramente los esfuerzos de reunificación de la administración Trump. Sabra le dijo al tribunal que la administración de Biden “pondría fin al caso más tarde”, ya que estaba trabajando con los fiscales.

Nombrado por George W. Bush en 2003, Sabra dijo que la Casa Blanca podría resolver rápidamente algunos de los problemas en la práctica en el caso, y estaba “emocionado de muchas maneras de que este sea un esfuerzo conjunto con el Comité Directivo y las organizaciones voluntarias”.

Lee Gelend, el principal abogado de ACLU en el caso, dijo que las señales eran “buenas” de la administración de Biden, aunque los abogados todavía tienen preocupaciones sobre temas como el intercambio de información.

Trump supervisó la separación de casi 3,000 niños inmigrantes bajo “tolerancia cero” y 1,000 niños fueron separados de sus padres en 2017 durante un programa piloto.

READ  Así capturaron la impresionante cometa Neowise en Cancún

En la segunda semana de Biden como presidente, formó un grupo de trabajo para reunir a las familias, y llamó a la división “la reputación de Estados Unidos”.

En un caso presentado en la corte el miércoles, la ACLU y los fiscales del gobierno de Estados Unidos dijeron que habían podido comunicarse con los padres de 105 niños desde mediados de enero. Para el viernes por la tarde, el número había aumentado a 112, dijeron los fiscales.

De los 506 niños que no se comunicaron con sus padres el miércoles, se cree que 168 de sus padres están en Estados Unidos, mientras que los otros 322 fueron deportados. Hasta el miércoles, los fiscales no tenían información de contacto de 16 de los padres de los niños.

Las agencias gubernamentales no cuentan con sistemas para monitorear o reunir a las familias separadas cuando los niños son separados de sus padres al otro lado de la frontera, y los esfuerzos de reunificación dependen de información desactualizada o incompleta.

Los abogados han viajado a lugares remotos de Centroamérica para encontrar padres, solo ocasionalmente Nombre de un padre Municipio remoto guiando la búsqueda. Algunos de estos padres son difíciles de encontrar porque se esconden de las bandas criminales que los impulsaron a huir a Estados Unidos. Una vez que se establece la relación con los padres, es difícil convencerlos de que hay abogados para ayudar.

En la corte el viernes, los fiscales también compartieron actualizaciones sobre el grupo de trabajo de reorganización de Biden, que dijeron que abordaría cuestiones más allá de lo que se había planteado en los casos.

READ  Pedro Sánchez considera que la decisión del Reino Unido de obligar a los ciudadanos que regresan de España a estar "desalineados"

Los fiscales también confirmaron el nombramiento de Michael Brane, director del Programa de Justicia y Derechos de Inmigración de la Comisión de Mujeres Refugiadas, como director ejecutivo del Grupo de Trabajo del Gobierno. Brane es respetado por abogados de inmigrantes Prevenido Las divisiones tuvieron lugar mucho antes de que entrara en vigor la política de “tolerancia cero”.

El grupo de trabajo incluye a Alejandro Myorgas, secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Hablando sobre las separaciones familiares a principios de este mes, Myorgas dijo: “Soy padre. Yo soy un marido Tengo un hijo. Yo soy un hermano Nunca había oído hablar de él antes de un dolor, también es doloroso, y estamos decididos a ver que el dolor no se vuelva a sentir. “

Frente a una intensa presión a nivel nacional y en el extranjero, la administración Trump detuvo la separación familiar masiva en junio de 2018, pero más que eso. 1,100 niños Primero fueron separados.