Grupo Radio Centro

Complete News World

Preguntas planteadas sobre el censo de elefantes -Newsday Zimbabwe

faraón tinashe

Massou por problema

q

Han surgido argumentos sobre cómo se está realizando el censo de elefantes en curso en el país, con acusaciones de que quienes financian el ejercicio pueden haber manipulado las cifras para influir en la continuación de la prohibición del marfil en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres. (CITES COP19) está prevista para este año en Panamá.

La encuesta está financiada por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), la Fundación de la Familia Paul G. Allen, el Ministerio Federal Alemán de Cooperación Económica y Desarrollo a través de KfW y la Lotería del Código Postal Holandés a través del proyecto DreamFund.

Otros socios en el proyecto incluyen la Lucha contra los delitos contra la vida silvestre de USAID en Namibia, el Proyecto del área Kavango-Zambezi, la Oficina de Relaciones Exteriores, Commonwealth y Desarrollo del Reino Unido, la Autoridad de Medio Ambiente y Áreas Protegidas de Sharjah, Emiratos Árabes Unidos, y el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE. UU. .

Fuentes impecables en Hwang revelaron que las organizaciones internacionales inyectaron US$ 3 millones para el ejercicio y trajeron a sus funcionarios para realizar el ejercicio de conteo, salvo expertos locales y ecologistas.

“El mayor error que cometieron el gobierno de Zimbabue y SIMPARKS (Autoridad de Parques y Vida Silvestre de Zimbabue) fue permitir que los extranjeros se apropiaran de todo el programa. Solo una persona local puede ser parte del programa. Financiadores y donantes con diferentes agendas han asumido el ejercicio”, dijo una fuente.

La información recibida por Newsday es que los programas que incluyen la captura de datos están siendo realizados por expatriados.

READ  El presidente Uhuru Kenyatta comenta sobre las elecciones de Kenia

Los extranjeros son contratados para realizar tareas simples como la captura de datos. Hay lugareños que pueden hacerlo, incluido el personal de ZimParks. El problema es que Zimbabue está empeñado en cumplir con las demandas de las organizaciones extranjeras por dinero. Botswana se negó a otorgarles un permiso hasta que prometieron contratar a personas locales para el ejercicio”, agregó la fuente.

Existe la preocupación de que los estudios aéreos de elefantes proporcionen un fiel reflejo de la población del animal.

“Los elefantes siguen el cinturón de pasillo de sus animales. Por lo tanto, el ejercicio debería haberse realizado simultáneamente en Botswana, Zambia, Angola y Zimbabue para evitar contar dos veces los mismos animales. Tal como está, el censo no proporcionará cifras precisas”, dijo el científico ambiental Enoch Hamundeya.

Tinashe Farao, vocera de Simparks, dijo que el conteo de animales va muy bien.

“Estamos agradecidos con nuestros socios que patrocinaron todo el ejercicio. El programa de conteo va muy bien. Después de completar el ejercicio aquí, irán a Botswana”, dijo Pharoah. Zimbabue y otros países del sur de África esperan que las cifras obtenidas durante el censo de elefantes les ayuden a vender sus existencias de marfil.

Sudáfrica es el hogar de la mitad de los 400.000 elefantes que quedan en el mundo, pero las decisiones clave sobre la gobernanza de la vida silvestre a menudo las toman países sin vida silvestre en peligro de extinción. Los países europeos están luchando por una prohibición total de los productos de elefante.

Dirigiéndose a los diplomáticos europeos en mayo durante un recorrido por la reserva de marfil en Harare, el director general de Simpark, Felton Mangwanya, dijo que la reserva de marfil del país tiene un valor de más de 600 millones de dólares.

READ  Unidos por Ucrania anuncia ayuda humanitaria para los refugiados que ingresan a EE. UU.

Temas relacionados