Grupo Radio Centro

Complete News World

Perseverance Rover detecta evidencia de cambio climático catastrófico en el pasado lejano de Marte

De acuerdo a un comunicado de prensa del Instituto de Tecnología de Massachusetts, el primer análisis científico de imágenes tomadas por el rover Perseverance de la NASA ha confirmado ahora que el cráter Jezero de Marte fue una vez un lago en calma, alimentado permanentemente por un pequeño río hace unos 3.700 millones de años.

Pero las capas de arcilla de grano fino y carbonato depositadas en el lago fósil están cubiertas por un diamict, una roca sedimentaria formada por una mezcla de grandes y pequeños cantos rodados. Los científicos creen que las rocas fueron recogidas decenas de kilómetros río arriba y depositadas en el antiguo lecho del lago por inundaciones repentinas episódicas, lo que sugiere un cambio climático catastrófico en el pasado distante de Marte.

El nuevo análisis, publicado hoy en la revista Ciencias, se basa en imágenes de rocas que afloran en el borde occidental del cráter. Los satélites habían demostrado previamente que este afloramiento, visto desde arriba, se parecía a los deltas de los ríos en la Tierra., donde las capas de sedimento se depositan en forma de abanico a medida que el río desemboca en un lago.

Las nuevas imágenes de Perseverancia, tomadas desde el interior del cráter, confirman que este afloramiento era efectivamente un delta de un río. Las cámaras del rover, Mastcam-Z y SuperCam Remote Micro-Imager (RMI), capturaron imágenes desde una distancia de 1.4 millas (~ 2.24 kilómetros).

Cuando los investigadores observaron más de cerca las imágenes del afloramiento principal, notaron grandes rocas y guijarros incrustados en las capas más jóvenes y más altas del delta. Algunas rocas tenían hasta 3 pies (1 metro) de ancho y pesaban varias toneladas. El equipo concluyó que estas rocas masivas deben haberse originado fuera del cráter y probablemente eran parte del lecho rocoso ubicado en el borde del cráter o 40 millas o más río arriba.

A juzgar por su ubicación y dimensiones actuales, el equipo dice que las rocas fueron transportadas corriente abajo y al lecho del lago por una inundación repentina que se hundió a una velocidad de hasta 9 metros por segundo y movió hasta 3,000 metros cúbicos de agua por segundo (como hoy Rin río en Europa).

La sucesión sedimentaria indica que durante gran parte de su existencia, el antiguo lago dentro del cráter Jezero fue alimentado por un río que fluía suavemente. Luego, el clima se volvió mucho más extremo y las inundaciones repentinas depositaron grandes rocas en el delta. Después de que el lago se secó hace unos 3.000 millones de años, el viento erosionó el paisaje y dejó el cráter que vemos hoy. La causa de este cambio climático aún se desconoce.

“Lo más sorprendente que surge de estas imágenes es la oportunidad potencial de capturar el momento en que este cráter pasó de un entorno habitable similar a la Tierra a este paisaje desolado que ahora vemos”, explica. Benjamin Weiss, profesor de Ciencias Planetarias en el Departamento de Ciencias de la Tierra, Atmosféricas y Planetarias del MIT y miembro del equipo de análisis. “Estos lechos de rocas pueden ser registros de esta transición, y no hemos visto esto en otros lugares de Marte”.

Ahora que los investigadores han confirmado que el cráter alguna vez fue un entorno de lago, creen que su sedimento puede contener rastros de vida acuosa antigua.

READ  INFORME: Un viejo conocido vendrá al rescate de Halo Infinite