Grupo Radio Centro

Complete News World

OneChurch de Carlyle se embarca en un viaje misionero a México

Carlyle – Este invierno, cuatro miembros de Carlyle Onsurch viajaron a México cada dos años.

Debido a las severas restricciones de viaje, la congregación no viajó en autobús este febrero. Clay y Mary Moffat, Jaime Brimner y su hija Cara, volaron de Regina a Phoenix. Luego fueron llevados en camioneta a San Carlos, México, a unas ocho horas de distancia.

Como en otros años, su destino es la Misión Caso de Esperanza o Casa de la Esperanza. Es un centro de trabajo ubicado en el hermoso San Carlos en el estado de Sonora. Tiene como objetivo promover las iglesias evangélicas mexicanas locales con la ayuda de sus hermanos y hermanas en América del Norte.

Su declaración de visión establece: «Formar líderes ministeriales, llegar a conocer a Dios, ejemplificar su personalidad e inculcar en otros los principios transformadores de su Palabra».

Brenda Giones sintió por primera vez la guía de Dios para la Sociedad Misionera Bautista de América Latina en el año 2000 para comenzar este trabajo en México. Dos décadas más tarde, ella dirige este trabajo con su esposo Art y un equipo misionero de una docena de miembros. Cada año dirigen varios grupos misioneros y voluntarios individuales de todo Canadá y los Estados Unidos.

Por lo general, el autobús de pasajeros de OneChurch llevará a 32 voluntarios de Carlyle a Sonora durante 10 días. Hay uno o dos viajes cada dos años.

Su primera salida fue en 2006, cuando la iglesia envió solo un grupo de jóvenes y líderes en camioneta. Hoy en día, cualquiera, incluidos los que no son miembros de la iglesia, puede viajar con ellos.

READ  Khloé Kardashian exuda sensualidad en leggings combinados con chaqueta de serpiente y botas hasta el muslo

Jaime Brimner es un participante habitual y ha viajado nueve veces a San Carlos. Este es el tercer viaje de Mary y Clay, y el segundo de Cara.

“The House of Hope ofrece un lugar encantador para quedarse durante el tiempo que nos quedemos y deliciosa comida mexicana”, dijo Brimner. “Como Mission se asocia con muchas iglesias locales en el área, cada viaje nos brinda la oportunidad de ayudar como equipo en una variedad de formas, ayudando a cada iglesia a llegar a los lugares donde más se necesita.

“Este año, junto con otros voluntarios, visitamos tres centros de rehabilitación, distribuimos útiles escolares, redistribuimos sillas de ruedas/andadores, distribuimos biblias, distribuimos ropa, alimentamos a personas sin hogar, actuamos para niños, asistimos a servicios religiosos y organizamos eventos para mujeres. Ministerio de la calle para mostrar el amor de Dios dondequiera que estemos.

Mary Moffat agregó: «Art y Brenda tienen un gran corazón por la gente de México y los equipos visitantes. Me sorprende cómo interactúan individualmente con cada grupo y sus miembros, dada la cantidad de personas que organizan cada año».

Aunque sus viajes están algo subsidiados por los programas de recaudación de fondos de Onsurf, los gastos personales no son del todo de su bolsillo, pero a los viajeros no les importa.

Brimner concluyó: «Nos sentimos muy bendecidos de estar en casa porque un pequeño acto de bondad puede traer tanta alegría y esperanza a la vida de otra persona».