Grupo Radio Centro

Complete News World

Nicolás Castillo será destituido hasta por nueve meses más por nueva operación

El delantero chileno será operado nuevamente y el tiempo estimado de recuperación es de ocho a nueve meses.

MÉXICO – El futuro deportivo de Nicolás Castillo Continúa en el aire, porque el chileno tendrá que someterse a una nueva operación por la trombosis que sufrió a principios de 2020. ESPN Pudo confirmar que aún no hay fecha para que este nuevo procedimiento se realice en Estados Unidos y será practicado por el grupo de médicos que visitó el Andino en Atlanta, Georgia.

Por otro lado, fuentes indicaron que el delantero chileno espera que la operación se lleve a cabo lo antes posible, pues los médicos norteamericanos comentaron al jugador de la America que si la operación tiene éxito, estaría de regreso en 8 o 9 meses desde la fecha en que se sometió a la operación.

Como fue avanzado ESPN el 15 de noviembre, es prácticamente imposible Nicolás Castillo Ser considerado para el Clausura 2021 y en el mejor de los casos podría volver a jugar en el Apertura del mismo año. En esta situación, America Tendrá que volver a negociar con el chileno para no inscribirlo ante la Liga MX y usar esa posición de extranjero para reforzar al equipo de cara a un nuevo torneo.

Cabe destacar que desde que sufrió la trombosis -el pasado febrero- Nicolás Castillo Siempre se ha mantenido firme en su deseo de volver a las pistas y desde entonces empezó con trabajos de rehabilitación para recuperar su mejor forma física. El chileno ya realiza ejercicios de gimnasia, aeróbic y algunos con balón, sin embargo nada que exija un esfuerzo excesivo y pueda ocasionar un problema vascular.

READ  Resumen y touchdowns del Miami Dolphins 11-21 New England Patriots en NFL 2020 | 13/09/2020

Fuentes confirmaron que pese a los avances en su recuperación, Castillo aún está lejos de tener la forma física necesaria para competir en lo más alto de la lista en Primera División, además de que las Águilas del America No darán luz verde a una posible vuelta hasta que estén completamente seguros de que el delantero no corre ningún tipo de riesgo que pueda poner en peligro su salud o su vida.