Grupo Radio Centro

Complete News World

¿Más provisiones para los bancos españoles en los próximos años?

Funcas cree que el sector bancario español todavía tendrá que hacer provisiones por 12.000 millones de euros en las cuentas de resultados de 2021 y 2022, y espera un aumento en el mal crédito entre finales de 2022 y principios de 2023.

En concreto, Funcas cree que el “pico” de mal crédito se alcanzará entre finales de 2022 y principios de 2023, con una posterior recuperación. Por lo tanto, los NPL estarán cerca, pero ligeramente más altos, de los niveles pandémicos anteriores a Covid-19 en 2024.

También prevé un crecimiento de la cartera vencida de alrededor de 40.000 millones de euros entre 2021 y 2022.

Por segmentos de crédito, y en términos relativos, Funcas espera el más dañado es el crédito al consumo, “tradicionalmente más vulnerable.

Por otro lado, los préstamos hipotecarios serían los menos impactados, registrando un incremento más contenido tras la finalización de las ERTE, medida que consideran efectiva hasta el momento para contener el flujo de impagos.

Sin embargo, Funcas predice que el mayor impacto en términos absolutos se producirá en el segmento empresarialt, pero con disparidades por sector y por geografía.

En este sentido, el centro de análisis de Funcas espera un incremento especialmente significativo de la tasa de morosidad en los sectores más vulnerables a la pandemia, como hoteles, ocio o transporte, etc. Al mismo tiempo, en sectores menos expuestos a los efectos del COVID-19, se espera leves aumentos o incluso disminuciones.

Más provisiones ante el aumento de insolvencias

En el mismo artículo, Funcas también subraya que ante el aumento de las deficiencias atribuibles al efecto de la pandemia, del orden de los 40.000 millones de euros, y asumiendo una tasa de cobertura promedio del 60%, los bancos aún deberían proporcionar alrededor de 24 mil millones de euros “En un horizonte total de tres años”, de los cuales 2020.

READ  ¿Cuál es la diferencia entre la red 4G y 5G? Aquí te explicamos

La Fundación señala que el “significativo” esfuerzo de consolidación crediticia realizado en 2020 por los bancos españoles, sin embargo, significa, reconocimiento temprano de aproximadamente la mitad, el 47% de estas pérdidas vinculados a la recuperación de deudas incobrables.

En consecuencia, y según sus estimaciones de morosidad, las entidades españolas aún deberían reconocer algo más de 12.000 millones de euros en deterioros crediticios en la cuenta de resultados en 2021 y 2022.

Dicho esto, en lo que respecta a los datos del sector bancario español del primer trimestre del año, Funcas subraya que las medidas tomadas durante este período “muestran una notable desaceleración” en comparación con 2020, aunque se mantuvieron en niveles superiores a los de 2019.

El esfuerzo de aprovisionamiento del primer trimestre equivaldría, si se mantuviera en 2021, “a un tercio de lo pendiente de aprovisionamiento después de lo hecho en 2020”, especifica Funcas. Considera que a este ritmo “La digestión completa de los efectos de la pandemia se retrasaría hasta finales de 2023, un horizonte que puede ser considerado un poco laxo por el supervisor a la vista de los recientes mensajes enviados por él.

Por otro lado, si quisiéramos acelerar el ritmo para completar la “digestión” para fines de 2022 “,el esfuerzo de aprovisionamiento a realizar durante el ejercicio 2021 debería ser algo superior ”, entre un 20% y un 25% más que la realizada durante el primer trimestre.