Grupo Radio Centro

Complete News World

Los ‘soñadores’ fueron deportados a México luego de encontrarse con familiares al otro lado de la frontera

El Paso, Texas (Informe de límites) – Leslie Díaz ha estado tocando a sus bebés por última vez, sintiendo su respiración y metiéndolos en la cama durante más de una semana. Lo peor es que no sabe cuándo volverá a hacerlo.

“He estado llorando desde que estoy aquí. Ha sido una pesadilla. Vamos a despertar.

Mientras esperaba el reencuentro, la pareja decidió conocer a sus familiares mexicanos. Pero los miembros de la familia no pudieron venir de Juárez, y Díaz y su esposo fueron pospuestos en el programa DOC y se les prohibió salir del país sin libertad condicional mejorada.

La pareja y sus familiares acordaron reunirse a mitad de camino al otro lado del Puente Internacional Paso del Norde, y todos se quedaron en la frontera. Antes de subir las escaleras, se le preguntó al oficial uniformado al pie del puente si estaba bien, y dijeron que estuvo de acuerdo. Todo irá bien. O eso pensaban ellos.

Pero los puertos de entrada, como el área de inspección de llegadas de los aeropuertos internacionales de todo el mundo, son parte del área gris legal.

El 9 de septiembre, los guardias de aduanas y fronteras de Estados Unidos en el puente le dijeron a Díaz y a su esposo, Francisco García, que habían abandonado los Estados Unidos en su opinión. El hecho de que fueran beneficiarios de DACA y hubieran viajado al extranjero los hacía inelegibles para reingresar a los Estados Unidos. Probablemente siempre.

La pareja se sentó en la sala de estar de la casa de su primo de Juárez con sus pertenencias en el Hotel El Paso en Lexington, Kentucky con sus hijos.

“Hacemos ayuno y ellos ven el dolor. (Preguntan) ‘¿Por qué lloras?’ No me siento bien, Amapola. Estoy en el hospital ”, dijo Díaz en un comunicado el miércoles. “Mi salud mental no es buena. No estoy bien mentalmente porque no veo a mis hijos.

READ  Falleció un exlegislador de Nuevo México conocido por su comportamiento brillante y tranquilo

Díaz y García afirman que fueron deportados injustamente a México porque no salieron de Estados Unidos. “No cruzamos el Fuerte Rojo. Nos quedamos en el lado estadounidense del puente, la mitad del puente está en los Estados Unidos. Si lo hubiéramos sabido, nunca hubiéramos escalado el puente”, dijo Dias. aquí (Juárez) antes. Somos buenos seres humanos. Tengo tres hijos que necesito volver. Nos acercamos a todo aquel que nos pueda ayudar. “

Los padres de Dias, quienes dijeron que Díaz nació en Zagatocas, México, fueron traídos a Estados Unidos a la edad de 2 años sin reconocimiento. García era originario de Juárez.

Los amigos de la pareja han creado uno. Cuenta GoFundMePara ayudarlos, de alguna manera, a reunirse con su familia.

‘No, ya no estás en Estados Unidos’

La abogada de inmigración de El Paso, Ileana Holguin, escuchó el argumento de que la gente no estaba realmente en los Estados Unidos hasta que la aduana despejó los puertos de entrada y los puentes internacionales entre México y Estados Unidos.

“La posición que siempre han jugado es que incluso si no abandona el puerto de entrada, tendrá que volver a admitirlo”, dijo Holquin. “Este problema surgió cuando estábamos con solicitantes de asilo. Una vez que las personas han cruzado esa línea de fantasía, ¿ya están en suelo estadounidense? Dicen que primero se debe permitir la entrada. Entonces, en otros casos, es un problema”.

El Informe Fronterizo fue enviado a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos y se le dijo que la compañía no comentaría sobre el caso Díaz / García. Sin embargo, la compañía envió una declaración sobre el estatus legal de cualquier persona que ingrese al puerto de entrada.

“Generalmente, es su responsabilidad establecer la aceptación cuando alguien sale de Estados Unidos y luego regresa.

La compañía dijo que hay una gran cantidad de pruebas para los no ciudadanos cuando buscan permiso en los puertos. Si el oficial considera que el extranjero es inaceptable, no lo dejarán entrar.

READ  Zucchetti España lanza un software TPV para el sector HORECA »MuyPymes

“En lo que respecta a los activistas de DACA, una vez que abandonan el país y solicitan la admisión, se les considera extranjeros. Por lo tanto, se les debe entregar un documento de ingreso válido o permiso anticipado aprobado para su regreso”, se lee en el comunicado.

El DACA es un programa de la era de Obama que protege contra la deportación y otorga permisos de trabajo a algunos inmigrantes no autorizados que fueron traídos a los Estados Unidos cuando eran niños. La seguridad solo es buena cuando están dentro de las fronteras de Estados Unidos.

Pasando por en medio de puentes internacionales, Holguín dijo que suponen que ya están en Estados Unidos. “Miran el tablero en el medio del puente, piensan que es el lado estadounidense, este lado es México. Para la mayoría de la gente, esta es la línea”, dijo.

Holguin les dice a todos sus clientes beneficiarios de DACA que eviten viajar fuera de los Estados Unidos. “Hay que obtener la libertad condicional por adelantado, no es automático. Tiene que ser en el trabajo o en la escuela o por alguna razón humanitaria urgente. […] Incluso entonces, nunca se sabe ”, dijo.

La CBP recomienda que los no ciudadanos que deseen viajar fuera de los Estados Unidos se acerquen a un especialista en inmigración con anticipación para garantizar el reingreso.

Pero la pareja de Kentucky dice que hicieron precisamente eso.

Un consejo equivocado, pero ¿quién se lo dio?

Dias dijo que la tía de su esposo en Giors llamó al asentamiento para asegurarse de que se permitiera la reunión en el medio del puente. Ella dice que le dijo a la tía “OK”.

Paso del Norde le preguntó a un oficial uniformado en el lado estadounidense del puente si estaba bien caminar y regresar. Pensó que la persona era un oficial de inmigración, aunque pudo haber sido un oficial de policía o un guardia. Dice que cortésmente dijo que sí.

READ  México se convierte en el primer país de América Latina en aprobar la vacuna Pfizer

Pero luego dijo que las autoridades federales que la desalojaron a ella y a su esposo no fueron amables.

“Ellos (sacaron en detalle). Querían admitir que fuimos a México. Dijeron que nuestro (permiso) DACA venció pero no lo hicieron. Querían que nos condenáramos nosotros mismos”, dice.

El abogado Holquin dijo que la CBP ha emitido carteles que declaran los derechos y responsabilidades de los pasajeros en los puertos de entrada y que contienen información sobre la presentación de quejas.

Pero es posible que la pareja no lo supiera con ese calor. Dias dijo que finalmente apeló por motivos humanitarios. Aún así, ella y su esposo fueron intervenidos y llevados al lado mexicano y de huellas digitales. Se desconoce el estado de sus permisos DACA.

Durante los últimos días ha sido difícil para la pareja vivir en Juárez. Poco después de la evacuación, alguien en la calle pidió ver sus pasos en su ciudad. Díaz solo sabe algunas palabras en español, y esta es la primera vez que visita México desde que era niña.

Un socio de una gran tienda, un empleado y un empleado a tiempo parcial de una compañía telefónica, un residente de Lexington dice que lloraba día y noche.

“Nunca pensamos que esto nos pasaría a nosotros. Nos quitaron nuestros derechos y nuestros tres hermosos hijos se vieron obligados a dejar la casa, nuestra casa, nuestro automóvil, nuestras vidas”, dijo Dias. Nos rompe el corazón escuchar a nuestros hijos gritar por nosotros porque nos extrañan todos los días. Estamos indefensos aquí. “