Grupo Radio Centro

Complete News World

Los halcones defienden la subida de tipos en septiembre para mostrar la «determinación» del BCE – Radio Centro

Los halcones defienden la subida de tipos en septiembre para mostrar la «determinación» del BCE – Radio Centro

El Banco Central Europeo (BCE) ha decidido aumentar los tipos de interés en 25 puntos básicos en su reunión de septiembre, respaldando así una señal de determinación en la lucha contra la inflación. Esta decisión ha sido apoyada por una sólida mayoría y ha contado con la aprobación de países como Austria, Alemania y Países Bajos.

Aunque la inflación en la Eurozona ha disminuido al 4,3%, sigue siendo superior al objetivo del 2% establecido por el BCE. Es por ello que el banco central considera que la inflación debe ser controlada a más tardar en 2025.

Inicialmente se había planteado proponer una pausa en las subidas de tipos, sin embargo, esta opción fue descartada para evitar debilitar la determinación del BCE en su lucha contra la inflación. Algunos miembros del BCE preferían mantener los tipos en el 4,25%, argumentando que la economía se encuentra debilitada y que se espera un retorno de la inflación al 2%.

Estos miembros del banco central defendieron que una pausa en la subida de tipos permitiría evaluar el impacto de decisiones anteriores en la economía de la Eurozona y el alcance del frenazo económico. Sin embargo, la mayoría decidió seguir adelante con el incremento de los tipos de interés, enfocándose en la importancia de contener la inflación.

Con esta medida, el BCE espera controlar la inflación y asegurar que los precios no se descontrolen en el futuro. Se espera que este aumento de los tipos de interés tenga un impacto en las familias y empresas de la Eurozona, aunque también podría afectar el crecimiento económico.

READ  Resultado del sorteo de La Primitiva del jueves 28 de septiembre - Radio Centro

En conclusión, el BCE ha aumentado los tipos de interés en su reunión de septiembre como una señal de determinación en la lucha contra la inflación, respaldado por países como Austria, Alemania y Países Bajos. Aunque algunos miembros preferían mantener los tipos en el 4,25%, el banco central consideró que era necesario seguir con las subidas para controlar la inflación. Ahora queda por ver cómo esta medida afectará a la economía de la Eurozona y si logrará cumplir el objetivo de mantener la inflación dentro de límites aceptables.