Grupo Radio Centro

Complete News World

La triste despedida de Mike Krzyzewski: El último baile del ‘Coach K’ terminó sin campeonato nacional

Atoda la era del baloncesto universitario y del baloncesto en general terminó con Semifinal Nacional de la Universidad de Duke 81-77 derrota ante la Universidad de Carolina del Norte en el finales 2022r en el Caesars Super Dome en Nueva Orleans, Luisiana, el sábado por la noche.

Pero más allá de la emoción de la primera locura de Marzo rivalidad del baloncesto universitario en la historia, la triste historia es que la carrera de uno de los mejores y más emblemáticos entrenadores de esta especialidad, si no el mejor, el gran Mike Krzyzewski, ha llegado a su fin contra su mayor rival.

La inédita carrera universitaria del «Coach K»

Conocido en el mundo del baloncesto y más allá como «entrenador k«, el estratega que comenzó como entrenador en jefe de un equipo con Marina en 1975, había anunciado que sería su última temporada, lo que significaba su visita número 13 a la Final Four, nadie más que él asistió a este evento en el baloncesto universitario masculino.

En 1980, Krzyzewski llega a duque donde superó las cuatro décadas de servicio y donde además se convirtió no solo en el técnico con más victorias colegiales de la historia, sino también en el único en haber alcanzado 1,000 victorias y su cinco campeonatos nacionales (1991, 1992, 2001, 2010 y 2015) son el segundo número más alto detrás vaqueros de madera‘s 10 con UCLA.

Tres medallas de oro olímpicas con el «Dream Team»

Y como si fuera poco, los éxitos del “Coach K”, no se limitaron al ámbito local ya que su trayectoria lo llevó a ser contratado por USA Basketball para dirigir la selección masculina, que algunos llaman el “Dream Team” y ganar tres medallas de oro consecutivas en los Juegos Olímpicos (Beijing 2008, Londres 2012 y Río de Janeiro 2016), además de dos títulos mundiales FIBA en Turquía 2010 y en España 2014.

READ  Liga MX Punta Azul, el Estadio de Tlalnepantla que 'coquetea' con Cruz Azul

Krzyzewski no pudo despedirse con su sexto título, sin embargo, eso no cambia su fantástico legado que será recordado por siempre.