Grupo Radio Centro

Complete News World

Inmigrantes venezolanos dicen que México los engañó y no los ayudó a llegar a Estados Unidos.

Tijuana (Informe de límites) – Inmigrantes venezolanos recientemente expulsados ​​de Tijuana dicen que el gobierno mexicano les mintió y no le importa ayudarlos a llegar a los Estados Unidos.

En cambio, dicen los migrantes, temen que México solo les ofrezca residencia temporal, lo que temen que les impida llegar al norte de la frontera.

José Gregorio, un inmigrante de Venezuela que fue deportado a Tijuana el fin de semana pasado, dice que él y otras 140 personas fueron estafados por las autoridades estadounidenses después de que lo arrestaron cerca de El Paso, Texas.

Él dice que nunca les dijeron que su destino final era Tijuana y nunca firmaron ningún documento aceptando ser deportados.

Sin embargo, la semana pasada, el Departamento de Seguridad Nacional decidió que los venezolanos estarían sujetos a deportación bajo el Título 42, al igual que los inmigrantes de México, El Salvador, Honduras y Guatemala.

El Título 42 es una orden de salud emitida por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades durante la administración Trump que permite a los oficiales y agentes de CBP deportar inmigrantes como una forma de prevenir la propagación de Covid-19.

Las expulsiones impiden que los migrantes soliciten asilo.

“Esperamos el apoyo del gobierno mexicano para extender nuestras visas de turista antes de que caduquen, pero solo si no afecta nuestras posibilidades de migrar al otro lado de la frontera”, dijo José.

Le preocupaba que su visa expirara en tres días, que pudiera ser considerado indocumentado en México y que fuera deportado a Venezuela en ese momento.

READ  El Real Madrid vence al Barcelona y ficha al portero joven más buscado de España

El inmigrante venezolano cree que el gobierno mexicano planea hacerle a él y a muchos otros cuando actúa en nombre del gobierno de los Estados Unidos.

Hasta el martes por la noche, 552 migrantes de Venezuela habían sido deportados desde el lado de San Diego de la frontera a Tijuana.

Según los defensores de la inmigración al sur de la frontera, la mayoría de estos inmigrantes fueron arrestados en El Paso, Yuma, Arizona y Nuevo México.

Esperan que 200 personas por día lleguen a Tijuana en las próximas semanas.

«Fue una decepción total, no se dio ninguna explicación, todo lo que nos dijeron fue ‘vamos'», dijo José.