Grupo Radio Centro

Complete News World

IAG realiza cambios después del Brexit, mientras que British Airways obtiene un préstamo de 2.230 millones de dólares

IAG adoptó medidas cautelares en febrero de 2019 para limitar el acceso a inversores de fuera de la UE

Como resultado del acuerdo Brexit entre el Reino Unido y la UE, IAG tuvo que implementar planes para asegurar la propiedad y el control, asegurando la licencia europea de las distintas aerolíneas. Los planes incluyen la creación de una estructura de propiedad nacional para Aer Lingus y modificaciones a la estructura existente en España, que no han sido definidas. Estas medidas han sido aprobadas por reguladores en España e Irlanda y notificadas a la UE. Además, se ha modificado la composición del consejo para incluir un mayor número de consejeros no ejecutivos independientes de la UE. Deborah Kerr, Maria Fernanda Mejia y Stephen Gunning dejan el consejo de administración y son reemplazados por Peggy Bruzelius, Eva Castillo Sanz y Heather Ann Mcsharry. Las actividades de Stephen Gunning como director financiero continuarán con normalidad.

Además, IAG anunció que todavía está explorando formas de mejorar su posición de liquidez proporcionar a las aerolíneas la flexibilidad operativa y estratégica que necesitan para aprovechar la recuperación de la demanda. A este respecto, British Airways ha recibido promesas de un préstamo de prepago a 5 años de UK Export Finance (UKEF) valorado en £ 2 mil millones.. Las condiciones no financieras incluyen restricciones al pago de dividendos a la matriz. Al cierre del 30 de noviembre, IAG tenía una posición de liquidez de 8.000 millones de libras, que no incluía este préstamo de UKEF.

Según Intermoney:

“Los cambios en el AGI disipan las dudas sobre posibles prohibiciones de vuelos de la UE relacionadas con el Brexit. Además, la liquidez se actualiza con una buena posición y una reducción sustancial del consumo semanal de 193 millones de euros en el primer semestre de 2020 a 81 millones en octubre y noviembre. “

De acuerdo con la legislación de la UE, con el fin de beneficiarse de la política de “cielos abiertos” (es decir, operar libremente en rutas aéreas dentro de la UE) las aerolíneas deben tener el 50% + 1 participación en manos de los accionistas de la UE. Para garantizar el cumplimiento de este requisito, IAG tomó medidas de precaución en febrero de 2019 al restringir el acceso a inversores de fuera de la UE. En enero de 2020, levantó su veto tras confirmar que el el nivel de participaciones extracomunitarias se redujo al 39,5% (el último dígito disponible). Por tanto, el equipo de analistas de Bankinter considera que “estas medidas son preventivas y que seguirá volando como empresa europea”. Agregan:

“Este aspecto era uno de los principales riesgos para el precio de la acción, pero con esta información está claro. Por tanto, la noticia debe interpretarse de forma positiva. Mantenemos nuestra recomendación de COMPRA en IAG, para inversores dinámicos con un horizonte a largo plazo. ”

READ  El déficit comercial de EE. UU. Sube a 68.100 millones de dólares en noviembre