Grupo Radio Centro

Complete News World

Helene Louvart graba “ Never Rarely ” en primeros planos íntimos

Como los mejores escritores fantasma, un director de fotografía es un colaborador de sombras crítico pero invisible, profundamente arraigado en el drama pero también apartado. Para Hélène Louvart, directora de fotografía de origen francés del tercer largometraje de la guionista y directora Eliza Hittman, “Nunca, pocas veces, siempre”, esto le permite contar la historia del director a través de su lente de la manera más honesta posible.

“No queríamos hacer un documental”, dice sobre la película, una mirada impasible al embarazo adolescente contada a través de los ojos de dos mujeres jóvenes. “Entonces, de alguna manera, no hay estrés ni tensión proveniente de la propia cámara. Debido a que estaba con la protagonista, Autumn (la recién llegada Sidney Flanigan), con cada paso era una especie de fantasma. Eliza prefiere ser un poco invisible y nunca abierta, incluso cuando estamos visiblemente en la habitación y filmamos a nuestros actores tan cerca. Ella está ahí con el personaje; su rostro es su corazón.

La película, que se estrenó en Sundance en 2020, ha sido ampliamente elogiada por sus actuaciones sutiles pero poderosas y su cinematografía silenciosa e intensa. Hittman, con sede en Brooklyn, en realidad llama a su historia de una niña de 17 años que tiene que cruzar las fronteras estatales para tener un aborto como “anti-‘Juno'”.

“Eliza tiene que ponerme de este humor con los actores”, dice Louvart, quien primero trabajó con Hittman en “Beach Rats”, su segundo largometraje que se ha convertido en uno de los favoritos de los festivales. “Cuando ella está detrás de mí, sé exactamente qué hacer; Siento dónde quiere que vaya la cámara. Es como una coreografía: te mueves sin pensar demasiado, porque lo has mapeado y planeado, y todos están en la misma página en todo momento. “

READ  La Orquesta de Nueva España da un concierto en directo el próximo viernes, mientras que el festival Básicamente Beethoven se vuelve virtual

Louvart tiene más de 100 créditos cinematográficos y ha trabajado con directores de todo el mundo. Es conocida por su trabajo en el documental de danza tridimensional de Wim Wenders, “Pina”, y por fotografiar la memoria cinematográfica de la pionera de la nueva ola francesa Agnès Varda, “Les Plages d’Agnès”, ganadora del César du mejor documental en 2009.

Esta experiencia documental poco convencional lo convirtió en un ajuste ideal para la película íntima anti-road de Hittman, narrada principalmente en primeros planos bellamente combinados que Louvart filmó en Pensilvania y Nueva York. Debido a que la producción comenzó en el invierno y se limitó a la iluminación disponible en varios de estos lugares, incluido el metro y la terminal de autobuses de la Autoridad Portuaria, el equipo decidió rodar en película Super 16 milímetros.

“Siempre se planeó rodar en Super 16”, explica Louvart. “Para empezar, permite una configuración simple (una cámara, una lente y un cuerpo mate pequeño) que atrae a pocos espectadores. En el metro, no pudimos agregar más luces a lo que ya estaba allí, y Super 16 te da algo para lo más destacado y para los lugares más oscuros que no están muy bien iluminados. También aporta algo orgánico a las imágenes.

Ella y Hittman eligieron la película Kodak 500 por la misma razón. “Es bueno cuando estás filmando una variedad de escenas en interiores y exteriores, especialmente durante los meses de invierno más oscuros. Queríamos una película que pudiera manejar esto.

Siempre que es posible, Louvart dice que difunden la luz existente, a veces incorporando luces pequeñas para mezclarse con lo que ya estaba allí y, a veces, apagando las luces que son demasiado brillantes. “Cuando pudimos hacerlo”, dice, “buscábamos una luz muy plana. No queríamos una iluminación demasiado dura y no queríamos hacer mucho trabajo manual; sería demasiado para el espectador. El tema ya no es fácil, por lo que no queríamos crear demasiado sentimiento oscuro y triste.

READ  "Traicionera": ¡Bisogno explota en 'Ventaneando' contra la productora de Televisa por dejar TV Azteca!

Flanigan, con un rostro clásico y enigmático tomado de un retrato de Da Vinci, ofrece una actuación estoica pero cautivadora en el otoño. Talia Ryder, una bailarina y actriz de Broadway que también está haciendo su debut cinematográfico, interpreta a la prima de Autumn, Skylar, la ardiente, lo que llevó a Louise a convertirse en la tímida Thelma de Autumn. “Puede que el otoño no muestre sus emociones como Skylar, pero es muy valiente y queríamos que la imagen la elevara”, dice Louvart. “Sidney debe haber confiado en nosotros porque la cámara estaba muy cerca de ella. Sin esta confianza, no es lo mismo.

Llegada a España, donde estaba buscando ubicaciones para su próximo proyecto, Louvart completó recientemente “The Lost Daughter”, la próxima película de debut de la actriz Maggie Gyllenhaal, en Grecia. “Cada vez que filmas en otra parte del mundo, la forma en que hablas del cine y usas las herramientas es exactamente la misma”, dice Louvart. “Es un idioma común, ya sea que se filme en São Paulo, Nueva York, Croacia o España. Para mí es muy importante rodar en otro país, porque aprendes otras formas de pensar, así como nuevas formas de descubrir diferentes tipos de luz.

También es un recordatorio crucial, dice, de que no hay solo un tipo de luz o un tipo de historia. “Abre tu mente como narrador visual. Y eso solo puede aumentar tu forma de pensar sobre el mundo. “