Grupo Radio Centro

Complete News World

Haitianos que cambian Estados Unidos están listos para esperar en México

Violin Marseille, su esposo y sus dos hijos enviaron mensajes de alerta a sus objetivos en la frontera entre Estados Unidos y México en un autobús que se dirigía al norte a través de Monterey, México (AB) -Centro de México.

Ciudad Aguana de Texas y otros haitianos que ya estaban en Del Río dijeron que el pueblo estadounidense volaba a Haití. Ese domingo, más de 320 personas fueron enviadas a Puerto Príncipe en tres vuelos.

Marseille se apresuró al Refugio para Inmigrantes INDI de Gaza para encontrar agentes de inmigración mexicanos que habían dejado su autobús en la bulliciosa estación del Centro Industrial y de Transporte del Norte en Montreal. Un viaje que comenzaron hace dos meses en Santiago de Chile ya terminó, a menos de 225 kilómetros de la frontera con Estados Unidos.

Cuando las autoridades estadounidenses finalmente evacuaron a más de 14.000 inmigrantes reunidos cerca del puente fronterizo en Del Río, miles de otros haitianos que cruzaban la frontera desde Sudamérica se dieron cuenta de que era hora de partir hacia Estados Unidos. . Así que ahora, como lo han hecho antes, están tratando de legalizar su estatus en los países donde se encontraron, consiguiendo trabajo y esperando la próxima oportunidad para volver al norte.

En México, dijo Marcel, “gastamos $ 4,000 para llegar a Estados Unidos, pero ahora que lo que está pasando en Estados Unidos, es bueno que nos quedemos en Monterrey”. “Queremos trabajar”.

Marsella buscaba mejores oportunidades para Santiago de Chile en 2016 que las que tenía en Haití. Haití ha experimentado una migración externa masiva durante más de una década, comenzando con el catastrófico terremoto de 2010 y los posteriores desastres naturales, la agitación política y el estancamiento económico.

READ  NBA News: Mark Casol Lakers incierto sobre el futuro: ¿Regresará a España?

Marcelle legalizó su estatus en Chile (todavía tiene la ciudadanía legal) y consiguió un trabajo en una empresa de limpieza que trabaja en hospitales. Era estilista en Haití y su esposo John Telisma era albañil. En Chile se instalaron para trabajar y mantener y criar a su familia, pero al final el objetivo era traerla a Estados Unidos.

Un gobierno conservador en Chile los hizo sentir menos seguros y Marsella vio cambios de política.

En julio, viajaron en avión, autobús y a pie por 10 países, siguiendo las instrucciones compartidas por otros a través de WhatsApp y Facebook.

Como decenas de miles de inmigrantes este año, viajaron por el traicionero espacio de Darian, un bosque denso e ilegal que separa a Colombia y Panamá.

“En el viaje me robaron el anillo de bodas”, dijo Marcel. “Vi cómo atacaban a mujeres y niñas. Fue horrible”.

La familia, Marcel, Telisma, un hijo de 3 años nacido en Chile y una hija de 8 años nacida en Haití, ya planea mudarse al norte desde la capital, México, con un mensaje de Del Río.

“No queremos regresar a Haití, donde no hay gobierno”, dijo Telisma. Ella es voluntaria en el refugio y ayuda con comida y otras donaciones. “Necesitamos papeles, documentos para conseguir un lugar para vivir aquí”.

Es posible que esos documentos tarden mucho en llegar. La agencia de refugiados de México está superpoblada y estancada. En lo que va del año, unos 19.000 inmigrantes haitianos han buscado refugio en México. El director de la agencia, Andrés Ramres, dijo a través de Twitter esta semana que el número de solicitudes haitianas era del 56% en agosto de este año, un 56% más de 2013 a 2020.

READ  La limpieza social ha regresado a Rumford y México

México está enviando migrantes desde Ciudad Aguana esta semana a la ciudad sureña de Tapasula, cerca de la frontera con Guatemala. El gobierno ha mantenido una política de control que evita que los solicitantes de asilo crucen la frontera hacia el sur de México y Estados Unidos. Pero esta es la parte más pobre de México, hay poco trabajo y los inmigrantes están cansados ​​de esperar allí.

Fuera de las oficinas de la agencia para refugiados en la Ciudad de México esta semana hubo largas colas de inmigrantes en su mayoría haitianos.

Cerca de 1.500 haitianos han llegado al refugio desde el domingo. Se les ha dicho a los funcionarios de la agencia de refugiados que irán al refugio el lunes para fotografiar a los solicitantes.

Ana Estachi, de 43 años, que viajaba con su esposo y sus dos hijos, dijo que incluso pensó en regresar a Chile.

“Si no nos dan los papeles puedo volver, hijo mío Chile”, dijo. Sin embargo, dijo que nunca soñó con ir a Estados Unidos en busca de una mejor oportunidad de vida.

Selemort Menriville, 43, de Cape Haitian, continúa recibiendo actualizaciones diarias de otros haitianos en Del Río y Ciudad Acuña. También llegó el domingo con su esposa y dos adolescentes. Lo principal: no vengas ahora. Entonces él también quiere legalizar su posición en México.

Después de vivir y trabajar en Chile, pudo ahorrar $ 10,000, pero lo gastó todo para llegar a Montreal.

“Ahora no tenemos nada, simplemente vendimos todo para llegar aquí”, dijo Menriville. “Mi mayor deseo es ser legal en un país con mi familia y conseguir un trabajo para vivir”.

READ  Ana García, de Almería, ganadora del concurso