Grupo Radio Centro

Complete News World

España podría recibir más fondos europeos en ayudas directas de lo previsto inicialmente

El Fondo Europeo de Recuperación monopolizó, con la pandemia de coronavirus, la 11a edición de Investor Day en España, que cerró el jueves pasado. Durante el acto, que duró dos días, estuvieron presentes el Rey de España y numerosas sociedades cotizadas, con la objetivo de posicionar al país como destino de inversión. A la vez, La UE prevé incrementar la ayuda directa a España en 11.000 millones de eurosdado el impacto de la crisis sobre la deuda. Esto se puede ver en uno de los anexos del Reglamento sobre el mecanismo de recuperación y resiliencia, que está pendiente de ratificación final.

El nuevo cálculo de la Comisión Europea se basa fundamentalmente en los datos de desempleo y la actualización del PIB para 2019. Además de eso, está el reciente empeoramiento de la Pronóstico de Bruselas sobre el impacto de la crisis, según lo establecido al configurar la distribución de fondos europeos.

Para el equipo de análisis de Bankinter, si finalmente se aprueba esta ayuda adicional, España recibiría un total de más de 82.000 millones de euros en ayudas directas, es decir, fondos que no tendrá que reembolsar.

“Esta ayuda directa superaría el 6,6% del PIB (frente al 5,8% anterior) y es una buena noticia en términos de recuperación económica”.

La firma de análisis mantiene sus estimaciones de recuperación del PIB en + 6,5% en 2021 y + 5,2% en 2022, tras una contracción del -11,3% en 2020 (escenario central).

Por otro lado, en la presentación de proyecciones para 2021, S&P ha mostrado dudas sobre la capacidad de España para absorber fondos europeos. Según la agencia de calificación, el país utilizó 8.000 millones de euros de fondos europeos en 2014-2020, o solo el 40,1% del total frente al 47,4% en Francia, el 60% en Portugal o el 68,4% en Grecia. El uso de estos fondos depende de la capacidad de presentar proyectos que se beneficien de la aprobación europea.

READ  La inversión inmobiliaria en España podría crecer un 25% en 2021