Grupo Radio Centro

Complete News World

El malayo está haciendo un viaje encantador a Sudamérica

Escríbenos

¡Por fin podemos viajar de nuevo! Nos encantaría conocer sus nuevos viajes y aventuras, no solo dentro de Malasia sino también en el extranjero. Si aún no quieres viajar, está bien, siempre puedes contarnos sobre tus vacaciones pasadas y qué las hizo tan especiales. Su historia (experiencias, notas, sugerencias) debe tener entre 700 y 800 palabras en formato Word o Text. Adjunte algunas fotos (1 MB, con pie de foto) en un correo electrónico aparte. No hay ningún cargo por los envíos y nos reservamos el derecho de editar todos los envíos. Envíe un correo electrónico a [email protected] para «Compartir lectores».

En mayo de 2019, mi esposa y yo viajamos a Brasil, Perú, Chile y Argentina y a Sudamérica. Esto incluye la Patagonia, la parte de Argentina más cercana a la Antártida.

Volamos a Río de Janeiro, la capital de Brasil, y nos hospedamos en un hotel cerca de la famosa playa de Copacabana. A la mañana siguiente, fuimos a la cima del Pan de Azúcar y vimos la vista panorámica de la ciudad.

Exploramos el jardín botánico y visitamos el Bosque Atlántico de Tijuana, el bosque urbano más grande del mundo. Por supuesto, cualquier viaje a Brasil no estaría completo sin ver la estatua mundialmente famosa del Cristo Redentor.

Pero para nosotros lo más destacado de Brasil fue el Parque Nacional Iguazú, declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Nos llevaron a varios lugares del parque para tener una buena vista de las Cataratas del Iguazú, la cascada más grande del mundo.

Las Cataratas del Iguazú son tan grandes que la mayor parte desemboca en Argentina (aunque una parte importante del río Iguazú se encuentra en Brasil). De hecho, obtendrá la mejor vista de la maravilla natural desde el lado argentino, un hecho que descubrimos en nuestro viaje a través de la frontera al día siguiente.

READ  hecho de caña de azúcar y lana merino

Nos impresionaron mucho las cataratas de San Martín más altas en muchas capas de Iguazú.

Al día siguiente, volamos a Lima, la capital de Perú, para una estadía de dos noches.

Después de un recorrido por la ciudad de Lima, fuimos al Museo Largo, que tiene la mejor colección de metales preciosos del Perú. También visitamos Cusco, la antigua capital del Imperio Inca (siglos XIII al XV). Cusco es un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO con una mezcla de arquitectura inca y colonial española. Elegimos un tour de día completo por el Valle Sagrado de los Incas en el Valle del Río Pisa.

Fuimos a Ollentaytamboo y vimos las ruinas de un interesante acantilado construido por los incas. Es la única ciudad antigua que todavía funciona en la actualidad.

Tomamos un tren a Aqua Calientes para visitar Machu Picchu, el sitio arqueológico más espectacular de Perú. Es una ciudad perdida de los incas construida en el siglo XV. Nunca fue descubierto cuando los españoles invadieron la ciudad, y fue encontrado en 1911 por un explorador estadounidense. Pasamos horas subiendo varias ruinas.

Pasamos una noche en Agua Calientes antes de regresar a Cusco en tren. Al día siguiente fuimos a Saxaihuaman, un importante sitio Inca en Cusco. Dimos un paseo en bote por el lago Didikaka y fuimos a la aldea tribal.

Después de Perú, volamos a Santiago, la capital de Chile. Allí, visitamos muchos edificios antiguos y viajamos al puerto de Valparaíso, uno de los sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO de Chile.

Me alegré de ver la estatua de la Isla de Pascua en Viña del Mar. La Isla de Pascua es una isla chilena en una remota isla volcánica de la Polinesia. Es famoso por sus casi 900 monumentos conocidos como Moai, que se dice que fueron creados por ciudadanos en los siglos XIII al XVI. ¡No es necesario volar 3000 km desde Chile a la isla para ver las estatuas!

READ  Emilio Lozoya. Despega el avión CDMX que lo llevará de Madrid a México

Después de eso, volamos a Buenos Aires, la capital de Argentina, donde vimos y quedamos impresionados con el lugar de descanso final de Eva Perón.

Fuimos a El Calafate para prepararnos para la excursión a la Patagonia que comenzó temprano al día siguiente. Viajamos al Lago Argentino vía Specasini hasta un grupo de glaciares ubicado a unos 20 km del Glaciar Upsala. La fiesta visual fue espectacular, ya que vimos enormes glaciares en varias formas y colores.

Volamos de regreso a Buenos Aires y nos brindaron un emotivo espectáculo de tango y una deliciosa cena, que fue la última comida de nuestras emocionantes vacaciones.

Los comentarios expresados ​​son propiedad exclusiva del lector.