Grupo Radio Centro

Complete News World

El gasto público español se consolida por encima del 50% del PIB, con 14 años consecutivos de déficit

El gasto público español está batiendo récords y se sitúa por encima del 50% del producto interior bruto (PIB). El país acumula así dos años consecutivos -2020 y 2021- en los que el desembolso promedio alcanza el 51,5%, habiendo superado todos los hitos históricos de gasto. Sin embargo, las cifras de ingresos no se corresponden con las de gastos y el déficit público se está ampliando. En 2021, con presión fiscal e ingresos récord del gobierno, los ingresos no superaron el 43,7% del PIB, explica el diario El Economista, que reporta datos de la Intervención General de la Administración del Estado. En 2020 los pasivos alcanzaron el 52,4% del PIB y en 2021 el 50,6%. España lleva desde 2007 sin superávit y 14 años de desequilibrio, aunque el déficit entre 2017 y 2019 fue moderado.

El desajuste se aceleró a partir de 2020 por la pandemia. En los años previos a 2019, el gasto representó alrededor del 42% del PIB, casi diez puntos por debajo de las cifras actuales. En 2021, España cerró el déficit en el 6,76% del PIB tras comprometerse al 10,08% el año anterior.

A pesar de la ligera corrección del año pasado, el gasto en 2021 es un 15,8% superior al de 2019, con un notable dinamismo en los componentes no relacionados con el Covid-19 (6,9% respecto a 2020). Al mismo tiempo, la deuda pública se situó en el 118,4% del PIB, 1,6 puntos menos que en 2020. Las últimas proyecciones del Banco de España (BoE), publicadas el 5 de abril, anticipan una mejora continua del saldo público. Sin embargo, el BoE estima que se mantendrá en niveles elevados durante todo el horizonte de proyección.

READ  España rechaza mayor brecha de dosis, plan fronterizo de Islandia: boletín COVID

“A falta de un plan de consolidación y dado el previsible aumento del gasto ligado al envejecimiento de la población, la deuda pública tenderá a mantenerse estable o aumentar en los próximos años, lo que supone un riesgo claro para la economía española y su agentes», subraya el BdE. en un informe publicado el 27 de abril. “Reforzar la viabilidad de las cuentas públicas de España requerirá la implementación rigurosa de un plan plurianual de consolidación fiscal”, añade. “Un plan de este tipo debería poner especial énfasis en la composición del ajuste entre ingresos y gastos, ya que es crucial para minimizar los efectos negativos de la consolidación fiscal sobre el crecimiento económico”, concluye.