Grupo Radio Centro

Complete News World

El británico Sam Ryder podría haber quedado tercero cuando el escándalo golpeó el concurso

El Reino Unido podría haber quedado tercero en el Festival de la Canción de Eurovisión si no hubiera sido por un escándalo de votación del jurado en el que se rechazaron los votos de seis países.

El recuento final después de todos los votos vio a Sam Ryder en segundo lugar detrás de Ucrania en la gran final del sábado con 466 puntos, empujando a Chanel de España por poco al tercer lugar con 459 puntos, con Cornelia Jakobs de Suecia cuarto con 438.

Ryder y su canción Space Man quedaron quintos en la votación pública televisada -que representó la mitad de los puntos ofrecidos- pero encabezaron la clasificación en la votación de los 40 jurados nacionales, compuestos por expertos musicales -que conformaron la otra mitad.

Sin embargo, horas después de que terminó la competencia, los jefes de Eurovisión confirmaron que habían actuado debido a «patrones de votación irregulares» y «supuestos intentos de manipular el voto» sobre los votos de los jurados nacionales en seis países.

Los países participantes fueron Azerbaiyán, Georgia, Montenegro, Polonia, Rumanía y San Marino -aunque inicialmente no fueron nombrados por la Unión Europea de Radiodifusión (UER), que organiza el concurso.

Un portavoz de la EBU dijo que había «trabajado con su socio votante para calcular un proxy para los resultados agregados de cada país en cuestión», otorgando un conjunto diferente de puntos que se «calcularon en función de los resultados de otros países con registros de votación similares».

Más seguro Concurso de canto Eurovisión

Desde entonces, varias de las emisoras afectadas se han pronunciado exigiendo respuestas de la EBU sobre las acusaciones, negando rotundamente cualquier irregularidad.

READ  Palomitas de maíz y paparazzi: el Festival de Cine de Vaughan inicia la décima temporada esta primavera

No se ha revelado un desglose completo de los votos rechazados del jurado. Sin embargo, de acuerdo con los totales declarados por los países involucrados, la disparidad entre sus votos rechazados y los puntajes impuestos por la EBU puede haber sido lo que empujó a Ryder al segundo lugar general.

En los votos de reemplazo impuestos por la EBU, Ryder recibió el máximo de 12 puntos de Azerbaiyán y Georgia, ocho puntos cada uno de San Marino, Rumania y Polonia, y cinco puntos de Montenegro.

Desde entonces, funcionarios azerbaiyanos y georgianos han aclarado que los resultados iniciales del jurado dieron a Ucrania 12 puntos, no al Reino Unido. Ryder también puede haber ganado puntos por la decisión de anular los resultados de Rumania.

Sin los puntos extra, Sam Ryder podría haber quedado detrás de la española Chanel (Foto: Stefania D’Alessandro/Getty)

La emisora ​​georgiana GPB dijo en un comunicado: “En el Festival de la Canción de Eurovisión, el jurado nacional de Georgia otorgó la puntuación más alta: el primer lugar a Ucrania, lo que significa 12 puntos. Así lo demuestra un documento notariado enviado a los organizadores del Festival de la Canción de Eurovisión.

«La emisora ​​pública aclara los detalles con los organizadores del Festival de la Canción de Eurovisión».

Azerbaijani TV İctimai agregó: “Declaramos que hemos enviado los nombres de los países por los cuales el jurado de Azerbaiyán votó a los organizadores del concurso. Según esta lista, Ucrania recibió 12 puntos.

Durante la noche, el supervisor ejecutivo de la competencia, Martin Österdahl, leyó los puntajes de reemplazo de tres de los países afectados, Azerbaiyán, Rumania y Georgia, en ese momento, citando «dificultades técnicas».

Pero İctimai Television alegó que los puntajes de Azerbaiyán fueron leídos por Österdahl después de que él se «negara categóricamente» a leer los puntajes obligatorios de la EBU, diciendo que «no había problemas técnicos» con el enlace del video.

Funcionarios azerbaiyanos furiosos dijeron que «darían los siguientes pasos» dependiendo de la respuesta de la EBU a sus quejas, sugiriendo que podrían retirarse de la competencia.

La emisora ​​​​rumana TVR parece haber sido sorprendida por las acusaciones de «problemas técnicos», con un clip que revela que su portavoz nacional, Eda Marcus, estaba lista para irse cuando el programa se saltó.

TVR dijo que estaba «sorprendido de ver que el resultado de la votación del jurado rumano no se tuvo en cuenta, [with] y los organizadores otorgaron otro conjunto de marcas a los competidores en la final.

La emisora ​​​​aclaró que el jurado rumano había «decidido inicialmente otorgar la máxima puntuación a los representantes de Moldavia».

La emisora ​​​​de Montenegro RTCG dijo que su votación «se llevó a cabo de acuerdo con el procedimiento habitual» sin «ninguna razón para sospechar alguna forma de irregularidad».

Un portavoz de la UER dijo yo no tiene «nada más que agregar en este momento» más allá de su declaración inicial sobre el asunto. El portavoz se negó a abordar las especulaciones de que creía que los países involucrados habían acordado darse puntos entre sí.