Grupo Radio Centro

Complete News World

Ejercicio y discapacidad

El 3 de diciembre se celebra el Día Mundial de la Discapacidad, proclamado por Naciones Unidas en 1992.

La discapacidad es un concepto complejo que ha ido evolucionando a lo largo del tiempo gracias al movimiento social de la discapacidad. Actualmente se ha superado la visión del modelo médico de considerarlo como una enfermedad o secuela de la misma, que solo se trató con rehabilitación para intentar mejorar las condiciones funcionales. Hoy en día, el concepto de discapacidad se basa en un modelo social centrado en las barreras físicas y de actitud que restringen innecesariamente la participación plena y efectiva de las personas con discapacidad.

Desde esta perspectiva, una persona con discapacidad es aquella que, teniendo una o más deficiencias físicas, mentales o sensoriales, de carácter temporal o permanente, al interactuar con diversas barreras presentes en el entorno, ve impedida su participación plena y efectiva en la sociedad. o restringido. , en igualdad de condiciones con los demás.

La práctica del ejercicio y el deporte en personas con discapacidad ofrece numerosos beneficios para la salud, con el valor añadido de favorecer su integración social y ayudar en el proceso de rehabilitación. Con el deporte en grupo, se promueven las habilidades sociales, la empatía y la ayuda al desarrollo social.

En los niños con discapacidad, la inclusión en las actividades físicas y deportivas no solo favorece su bienestar, sino que también es clave en su desarrollo y aprendizaje. De hecho, gracias a la actividad física, los niños, jóvenes y adolescentes mejoran su autoestima y desarrollan las relaciones sociales, además de aprender a superar sus limitaciones, por lo que debe considerarse imprescindible para afrontar la vida con la mayor autonomía e independencia posible.

READ  La medicina aeronáutica se reinicia el 17 de noviembre

A pesar de los esfuerzos colectivos para crear un entorno inclusivo para todos, muchas personas siguen pensando que las personas con discapacidad no pueden valerse por sí mismas, y mucho menos practicar deportes. Sin embargo, tenemos evidencia científica de que los beneficios de la actividad física están comprobados tanto para ejercitar la musculatura como para adelgazar y controlar el peso o simplemente para sentirse mejor consigo mismos. Prueba de ello son los Juegos Paralímpicos, la máxima aspiración del deportista con discapacidad.

En el caso de los niños con discapacidad, la oferta de ocio es cada vez más amplia en todos los ámbitos, cultural, lúdico y deportivo, que incluye multitud de actividades físicas adaptadas, totalmente accesibles y seguras para ellos.

Finalmente, las actividades físicas que pueden realizar las personas con discapacidad son tantas y variadas que les permiten poner en práctica sus ideas y desarrollar su imaginación y creatividad sin barreras.

Se puede crear conciencia sobre las diferentes capacidades que tienen las personas, que es realmente lo que se debe valorar en una persona y por supuesto trabajar por la integración y no discriminación de las personas con discapacidad.

[email protected]