Grupo Radio Centro

Complete News World

Ejercicio y calidad ósea

Los adultos mayores que se rompen un hueso se enfrentan a un riesgo grave, pero potencialmente prevenible, de romperse otro en los próximos dos años. Esto es estadísticamente cierto para las más de 340.000 personas mayores de 65 años que se fracturan la cadera y las casi 700.000 que sufren una fractura de columna cada año.

Ciertos tipos de ejercicios fortalecen los músculos y los huesos, mientras que otros ayudan a mejorar el equilibrio, lo que puede ayudar a prevenir más caídas. Es importante aumentar la fuerza muscular y mejorar el equilibrio, reduciendo así el riesgo de sufrir una fractura ósea por fragilidad.

Si tiene osteoporosis, hacer ejercicio significa encontrar las actividades más seguras y agradables, dado su estado de salud general y el grado de pérdida ósea. No existe una receta que sea adecuada para todos.

Consulte con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios para la osteoporosis. Es posible que primero necesite pruebas como una densitometría ósea y una evaluación de la aptitud física.

Los siguientes tipos de actividades a menudo se recomiendan para personas con osteoporosis. Ejercicio de fortalecimiento muscular, especialmente para la parte superior de la espalda. El entrenamiento de fuerza incluye el uso de pesas libres, bandas de resistencia o su propio peso corporal para fortalecer todos los grupos musculares principales, especialmente los músculos de la columna, ya que son importantes para la postura. El entrenamiento de resistencia también puede ayudar a mantener la densidad ósea.

Las actividades aeróbicas que implican soportar peso como caminar, bailar, son ejercicios de bajo impacto al igual que el uso de máquinas como la elíptica, subir escaleras y hacer las tareas del hogar. Este tipo de ejercicio actúa directamente sobre los huesos de las piernas, las caderas y la parte inferior de la columna para retrasar la pérdida de minerales. También aportan beneficios cardiovasculares que mejoran la salud del corazón y del sistema circulatorio. Nadar y andar en bicicleta tienen muchos beneficios, pero no brindan la carga de peso que los huesos necesitan para soportar la pérdida de minerales lenta. Sin embargo, si disfrutas de estas actividades, hazlas. Solo asegúrese de agregar tantas actividades de soporte de peso como pueda. Es importante que las actividades aeróbicas, que son tan beneficiosas para la salud en general, no ocupen todo el programa de ejercicios. También es importante trabajar la fuerza, la flexibilidad y el equilibrio.

READ  era una réplica de un barco estadounidense en ejercicio militar - CNN

Para mejorar la flexibilidad debes mover las articulaciones en su rango completo de movimiento, esto ayuda a mantener el correcto funcionamiento de los músculos. Los estiramientos se realizan mejor después de calentar los músculos, por ejemplo, al final de la sesión de ejercicio o después de un calentamiento de 10 minutos. Deben hacerse lenta y suavemente, sin saltar.

Evite los estiramientos que le hagan doblar la columna o la cintura. Pregúntele a su médico qué ejercicios de estiramiento son mejores para usted.

Los ejercicios de estabilidad y equilibrio ayudan a que sus músculos trabajen juntos de una manera que lo mantiene más estable y menos propenso a caer. Los ejercicios simples, como pararse sobre una pierna o ejercicios basados ​​en movimientos como el tai chi, pueden mejorar su estabilidad y equilibrio.

Si no está seguro de la salud de sus huesos, hable con su médico. No permita que el miedo a las fracturas le impida divertirse y mantenerse activo.

[email protected]