Grupo Radio Centro

Complete News World

China y el sudeste de Asia, destinos prometedores para los exportadores españoles

Luego de un período de retracción durante la crisis mundial provocada por el Covid-19, las exportaciones españolas están recuperando su ritmo. Y los destinos menos tradicionales como China y el sudeste asiático, donde los sectores de maquinarias, alimentos, indumentaria y calzado llevan la delantera, resultan excelentes opciones para pequeñas y medianas empresas que comienzan a explorar el comercio internacional.

En este contexto, donde aparecen ciertas restricciones provenientes de políticas gubernamentales como impuestos, barreras regulatorias y tarifas gubernamentales que dificultan la expansión a nivel mundial, las perspectivas de crecimiento para empresas españolas de diferentes rubros en China y el sudeste de Asia, sobrepasan con creces las dificultades.

Esto ha quedado demostrado con un ascenso de 28,1 % de las exportaciones a China y de 17,8 % a Oriente Medio, entre enero-junio de 2021, de acuerdo con los datos proporcionados por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo español.

Han allanado el camino los acuerdos entre países de la UE, China y Asia, y la facilidad con la que hoy es posible preparar la documentación comercial y administrativa, imprescindible para el acceso a nuevos destinos.

La importancia de la traducción técnica para el acceso a nuevos destinos

El primer requisito para exportar a regiones caracterizadas por diversas particularidades culturales como China y el sudeste asiático es conocer de antemano el destino, sus costumbres y, por supuesto, proveer información completa a los posibles clientes en su propio idioma.

En este escenario, ha cobrado protagonismo la traducción técnica, de la que depende, en gran parte, el éxito de las negociaciones.

Esto se debe a que la penetración en estos nuevos mercados requiere por parte del proveedor de una serie de documentos que acrediten, a ojos de sus clientes, experiencia, pericia y seriedad.

En estos casos, los exportadores recurren a servicios de traducción técnica, un tipo de traducción específica por la gran cantidad de términos vinculados a un sector particular de la industria y el comercio.

La importancia de la traducción técnica reside en que habilita a la distribución entre clientes de diferentes documentos que permiten mostrar a los exportadores sus productos a otros especialistas sin las barreras que podría representar el idioma.

Entre aquellos documentos que los exportadores utilizan para los primeros acercamientos bilaterales aparecen:

1.Catálogo del proveedor internacional y literatura de producto:

Teniendo en cuenta que China se encuentra en el 46º puesto de los 190 que conforman el ranking Doing Business, que clasifica los países según la facilidad que ofrecen para hacer negocios, y que las exportaciones a este destino en el año 2020 alcanzaron los 2.268.535,5 M.€, los servicios de traducción técnica del español al chino mandarín se han vuelto de los más solicitados para esta clase de textos comerciales que habilitan a los proveedores españoles a ofrecer los bienes más demandados en este destino: maquinaria, bienes de equipo, autopartes, materias primas químicas y equipamiento médico y ferroviario.

Para la edición de catálogos en los idiomas de destino, las empresas recurren a traductores técnicos especializados, que brindan el servicio de traducción técnica para sectores industriales concretos, ya que los errores en esta instancia pueden terminar de disuadir a los nuevos clientes sobre los beneficios del negocio.

2. Listado de precios en línea y/o públicos:

Sin dudas, la tecnología favorece la internacionalización y acelera procesos que, de otro modo, requerirían una inversión de tiempo que no todas las empresas están acondicionadas para afrontar.

La publicación de listados de precios en línea es uno de esos procesos que permiten ahorrar tiempo a los exportadores y sirven como evidencia de valor.

Esto significa que permiten comprobar al importador que el valor en su factura se corresponde con el precio declarado por el exportador, evitando disputas sobre el valor que se ha declarado.

Otros documentos respaldatorios en relación a la evidencia de valor son la copia de la orden de compra del cliente, los catálogos antes mencionados y la documentación técnica.

Proveyendo al cliente de estos documentos elaborados por traductores técnicos especializados en el sector en cuestión, los exportadores evitan futuros problemas producto de malos entendidos que pudieran repercutir en sus relaciones comerciales o en sus finanzas.

3.Documentación técnica:

En vistas de que gran cantidad de bienes exportados están destinados a industrias con un elevado nivel de desarrollo técnico e incluso tecnológico, la documentación técnica en el idioma oficial de destino se convierte en una necesidad.

Los detalles sobre composición, tamaño, peso y lugar de origen, disponibles en diversos idiomas mediante traducción técnica, son incluso obligatorios para la exportación de bienes.

Por otra parte, si el primer contacto ha sido exitoso, el ICEX España Exportación e Inversiones, entidad pública que promueve la internacionalización de empresas locales, ha puesto a disposición de los exportadores una guía de trámites y documentos de exportación, material de consulta obligatorio para emprender en nuevas latitudes.

Esta información, sumada a la redacción y traducción técnica de documentación administrativa y comercial destinada a futuros clientes, permite entrar a las empresas exportadoras por la puerta grande.