Grupo Radio Centro

Complete News World

Bruselas impone obligaciones a Google, Meta, Amazon y Apple al designarlas como guardianes – Radio Centro

Bruselas impone obligaciones a Google, Meta, Amazon y Apple al designarlas como guardianes – Radio Centro

La Comisión Europea ha revelado la lista de grandes tecnológicas que deberán cumplir con la nueva normativa de servicios digitales. La norma entrará en vigor el 6 de marzo de 2024 y busca aumentar la regulación antimonopolio sobre estas empresas.

Las empresas afectadas son Alphabet (matriz de Google), Amazon, Apple, ByteDance, Meta y Microsoft. Estas empresas y sus servicios digitales tendrán seis meses para cumplir con las obligaciones adicionales establecidas en la nueva norma.

La Comisión Europea ha dividido la lista de empresas en varios segmentos, colocando responsabilidades específicas en cada una. Algunas de las compañías mencionadas son TikTok, LinkedIn, Facebook, Instagram, Google Maps y Google Play.

Estas empresas designadas como guardianes deberán cumplir con las nuevas restricciones y requisitos establecidos por la ley de Servicios Digitales. En caso de incumplimiento, la Comisión Europea podría imponer multas de hasta el 10% de la facturación mundial de la empresa. También se abre la posibilidad de obligar a estas empresas a vender parte de su negocio o vetar adquisiciones de nuevos servicios.

Además de las seis empresas mencionadas, Bruselas podría ampliar el número de empresas designadas como guardianes en el futuro. La Comisión ha abierto investigaciones adicionales sobre Microsoft, Apple y Apple iPadOS para evaluar si cumplen los criterios para ser considerados guardianes. Las evaluaciones durarán entre cinco y doce meses, dependiendo del caso.

Algunas empresas, como Gmail, Outlook y Samsung, han mostrado argumentos que indican que no cumplen con los requisitos para ser consideradas guardianes. Sin embargo, Bruselas considera que sí cumplen con los criterios.

Con esta nueva normativa, la Unión Europea busca regular de manera más estricta el poder y la influencia de las grandes tecnológicas, con el objetivo de fomentar una competencia más justa en el mercado digital. Se espera que estas medidas ayuden a proteger los derechos de los consumidores y a promover la innovación en Europa.