Jorge Winckler tiene un negocio de camionetas blindadas a sobreprecio. Se gasta un dineral en camionetas para él, para su familia y para el Fiscal Anticorrupción, asegura el abogado Rodolfo Reus.

Comentarios