Después del encarcelamiento de Rosario Robles, Alejandro Páez considera que aún faltan peces gordos como José Antonio Meade y Enrique Peña Nieto.

Comentarios