Inmuebles afectados por el sismo del 19 de septiembre y que son reconstruidos con dinero público son ofrecidos en remates bancarios a pesar de que está prohibido en la Ley de Reconstrucción.

Comentarios