Martí Batres tienen un problema real, porque Ricardo Monreal es un tipo que sabe sumar poder y es capaz de sentarse con quien sea, como con Osorio Chong, menciona Alejandro Páez Varela.

Comentarios