Martí Batres asegura que no se le da al Presidente la libertad de elegir el destino de los recursos que se obtengan a través de los ahorros, por lo tanto no puede haber partida secreta.

Comentarios