Es falto de pudor que Ana Guevara entregue medalla de oro a AMLO y asuma como algo propio los triunfos de mexicanos en los juegos panamericanos, que se dio gracias al esfuerzo de esos deportistas, menciona Julio Astillero.

Compartir

Comentarios