Carlos Romero Deschamps fue un hombre que sirvió y se sirvió del sistema, era indispensable, pero con este cambio (de gobierno) ya no era necesario ni se necesitaba su presencia, asegura María Idalia Gómez, Editora de EjeCentral.

Comentarios