Algunas de las obras de arte precolombino, subastadas en París, eran falsas, asegura Eduardo del Río, columnista del Diario 24 Horas, nos cuenta.

Comentarios