Cada vez que se quería solucionar un problema con cierta credibilidad se recurría al fetiche de la autonomía, una manera de comprar legitimidad de los gobiernos anteriores, Gibrán Ramírez.

Comentarios