Para que la Fiscalía de la CDMX sirva, en el sistema acusatorio necesitamos una defensoría pública, tan poderosa como la Fiscalía, asegura Ana Laura Magaloni, investigadora del CIDE.

Comentarios