En 1867, el triunfo liberal fue tan abrumador que Benito Juárez se dio el lujo de perdonar a todos sus oponentes políticos, salvo Maximiliano, Miramón y Mejía: Luis Arturo Salmerón, analiza el primer Informe de Gobierno de AMLO.

Comentarios