Si se hubiera quedado en un tema de homicidios y agresiones, en lugar de terrorismo, habría un remedio judicial para las víctimas, pero no prevención para lo que sigue, menciona Natalia Saltalamacchia, académica en el ITAM.

Comentarios