Nos interesaba el impacto político, no matar a Eugenio Garza Sada, asegura el guerrillero Elías Orozco Salazar.

Comentarios