La periodista Emma Landeros documentó en su libro “Nochixtlán. Un domingo negro. Radiografía de una masacre”, testimonios de familiares que relatan que en una reunión, Osorio Chong, entonces secretario de Gobernación les dijo que sólo tenía datos de 12 heridos pero de ningún muerto, cuando en algunos casos, las víctimas estaban muriéndose en los propios brazos de sus familiares.
Compartir

Comentarios