Esto lo demuestra el ataque terrorista ocurrido en un centro comercial de El Paso, Texas, que dejó 22 personas fallecidas, señaló la Secretaria de Asuntos Internacionales del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, Mariana Gómez del Campo.
Frente a la reacción de la cancillería mexicana de condenar el acto como “terrorista” debe haber una acción más categórica.
Señaló que de la misma manera en que Estados Unidos ha presionado a México con tema migratorio, nuestro país debe impulsar el control de la venta de armas, y reiteró que el gobierno mexicano debe hacer frente a las declaraciones xenófobas.
Apuntó que el “racismo supremacista” ha sido alimentado por Donald Trump desde que inició su campaña y durante toda su administración, mismo discurso que mantiene a su “voto duro”.
Informó que en Estados Unidos viven casi 57 millones de latinos de forma regular, de los cuales más del 63 por ciento son de origen mexicano y en su mayoría se dedican al emprendimiento de negocios que se traduce en generación de empleo y riqueza.
Dijo que el Gobierno mexicano “no puede seguir navegando con la bandera de neutralidad frente a las descalificaciones de la Casa Blanca, porque simplemente no es posible llevar una relación cordial con quien insulta a los mexicanos en cada oportunidad”, indicó la Secretaria de Asuntos Internacionales.
Redacción Radio Centro
Foto: PAN

Comentarios