Agentes de policía de Hong Kong sacaron sus armas y, según los medios locales, dispararon un tiro de advertencia después de ser atacados por los manifestantes con palos y barras.
Previo a este incidente, la policía utilizó gases lacrimógenos para dispersar a un gran grupo de personas que habían ocupado una calle en el distrito periférico de Tsuen Wan donde construyeron barricadas con postes de bambú, conos de tráfico y otros objetos en varios puntos.
También por primera vez, en las protestas prodemocráticas de este verano, hizo uso de cañones de agua contra los manifestantes que no opusieron mayor resistencia.
Los manifestantes han salido a las calles de Hong Kong por más de dos meses, para exigir elecciones democráticas en el territorio chino y una investigación sobre el uso policial de la fuerza para sofocar las protestas.
Redacción Radio Centro

Foto: AP

Comentarios