Los rituales, reconstruidos por arqueólogos a partir de excavaciones en un cementerio ubicado en la cordillera del Pamir en la provincia china de Xinjiang, representan el uso más antiguo de la cannabis, la cual, es conocida por sus propiedades psicoactivas.
Los arqueobotánicos llegaron a la conclusión de que el cannabis se llegó a utilizar en las ceremonias en honor a los dioses o los muertos hace dos mil 500 años.
Una forma aún más antigua de uso de cannabis en el este de China data de hace seis mil años, aproximadamente, cuando fue domesticada por los humanos por su aceite y su fibra, el cáñamo; sin embargo, éste no tenía las mismas propiedades psicoactivas.
Los arqueólogos descubrieron, en ocho tumbas, un total de diez grandes cuencos de madera que contenían piedras con rastros de fuego.
Además, hallaron arpas angulares, que eran los instrumentos utilizados en los funerales; así como la composición de los cuencos hechos de madera de enebro, que emiten un fuerte olor a trementina. Estos objetos terminan por completar el cuadro ritual.
Dos teorías podrían explicar la aparición gradual, a lo largo de los siglos, del cannabis, con cada vez mayor concentración de THC: el cannabis fue seleccionada metódicamente por los productores que buscaban aumentar los niveles de THC, o bien, evolucionó por “hibridación”, a través del transporte y los intercambios humanos, favoreciendo los cruces entre diferentes variedades.
Con estos trabajos, los investigadores completan un poco más un “viejo rompecabezas” sobre el antiguo uso de los narcóticos.
Redacción: Radio Centro Noticias

Foto: Archivo RCN

Compartir

Comentarios